Masiva mortandad de peces en el lago de Cidra

Por Internews Service

La masiva mortandad de peces reportada en el lago de Cidra es síntoma de la grave contaminación con aguas usadas y sustancias tóxicas industriales, aseguró el Comité Despertar Cidreño 

Para la entidad, “la situación es grave debido a que el lago es una fuente de agua potable para Cidra y varios municipios. Por años han ocurrido muertes de peces en el lago”. 

Recientemente Despertar Cidreño y el líder comunitario Miguel Ángel Díaz denunciaron que tuberías del alcantarillado sanitario rotas estuvieron semanas y meses vertiendo las heces fecales al lago. “Así como la fiebre es un síntoma de una infección en el cuerpo humano, la muerte de peces es un síntoma de la alta contaminación del agua”, comentó la organización. 

La agrupación consideró que “es importante que se controle la contaminación al lago por parte de la Autoridad de Acueductos y Alcantarilladlos y que el Departamento de Recursos Naturales y la Junta de Calidad Ambiental realicen muestreos en el lago para bacterias fecales y metales en el agua, sedimentos y tejidos de peces”.

Entre las mortandades más significativas en el lago, estuvo la ocurrida para el verano de 1991, con un número significativo de muertes de peces con úlceras sangrantes en la cabeza. 

El Comité Despertar Cidreño tomó muestras de agua, sedimentos y hígados de peces muertos y envío estas muestras a un laboratorio en Estados Unidos cuyos resultados fueron alarmantes. 

Las muestras mostraron niveles de selenio 70 veces más que los estándares de calidad de agua de Puerto Rico.  Otros metales peligrosos y tóxicos se encontraron en las muestras de agua como cromo cobalto, selenio, mercurio, y zinc.

A través de las protestas las comunidades y Despertar Cidreño pudieron exponer la grave contaminación del lago Cidra. 

El presidente de la JCA en 1991, Pedro Maldonado, negó la contaminación y dijo que todas las descargas industriales en el lago eran legales y que la contaminación con metales tóxicos no estaba relacionada con la muerte de peces. 

La JCA no realizó estudios sobre los metales tóxicos según personal de la agencia debido a la falta de personal y recursos financieros.