spot_img

Mentiras, medias verdades y arrogancia del director de LUMA

CLARIDAD

La coalición Queremos Sol calificó de medias verdades, mentiras y arrogancia las expresiones del director de  LUMA Energy. Wayne Stensby.

En una conferencia de prensa virtual, este domingo 30 de mayo, el director de LUMA alegó que están listos para comenzar a dar servicio el 1.0 de junio,  que ya tenían a unos 2,200 trabajadores, de estos, 1,200 de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), de los cuales 350 son celadores y atribuyó a acciones de sabotaje por un “puñado de delincuentes”  los apagones ocurridos durante la semana.

“Los tiempos que enfrentaremos requerirán de gran unidad de país. En la tarde de hoy escuchamos la conferencia de prensa del señor Wayne Stensby, director de LUMA. La misma estuvo plagada de mentiras, medias verdades y arrogancia”, reaccionó por su parte Queremos Sol, en comunicado de prensa.

La organización comenzó por desmentir la alegación de Stensby, de que la solicitud de relevo de responsabilidad absoluta que presentó LUMA ante el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR),   es la práctica en la industria. Los propios consultores de LUMA, reveló Queremos Sol, tuvieron que admitir ante el Negociado de Energía que esto no es práctica común en los Estados Unidos. Por el contrario,  solo pudieron ofrecer un ejemplo de una empresa pública en Canadá, que tiene algo que se parece y aún así no es tan amplio como la solicitud de LUMA. Aparte de que el estado de derecho en Canadá es muy distinto al de aquí.

Distinto a lo informado el viernes, 28 de mayo, ante la Junta de Gobierno de la AEE por los propios empleados de la AEE que serán empleados de LUMA el 1.0 de junio, no hay prueba alguna de que los apagones surgidos en las pasadas semanas sean producto de vandalismo o de actos ilegales, como implicó el señor Stensby en la conferencia.

“Y queremos aclararle al señor Stensby que quienes nos manifestamos en contra del pillaje que implica esta transacción no somos unos “thugs” o maleantes como implicó en su conferencia. De hecho, somos clientes del sistema eléctrico que él viene a administrar. El señor Stensby debe aprender rápido que en Puerto Rico la democracia se vive y se ejerce. Esta lucha por una transformación sostenible y justa de nuestro sistema eléctrico apenas comienza”, afirmaron las organizaciones de Queremos Sol.

De hecho, la semana anterior, miembros de Queremos Sol advirtieron que a LUMA Energy todavía le faltan todas las aprobaciones del NEPR que tuvo que solicitar como requisito del contrato. En específico, el Negociado todavía no ha aprobado el presupuesto inicial de la empresa, su plan de principios, indispensables o necesarios para remediación del sistema, principios para la operación del sistema y métricas de rendimiento. Tampoco ha tomado determinación sobre la cláusula de exoneración de responsabilidad solicitada por LUMA. El contrato establece estas aprobaciones como condiciones precedentes a la puesta en vigor del contrato. Sin embargo, la Autoridad de Alianzas Público-Privadas y LUMA pueden acordar omitir estos requisitos.

“Es muy preocupante el que LUMA tomaría el control del sistema sin presupuesto aprobado y sin ninguna confirmación, independiente de que está preparada para operar el sistema”, dijo Ingrid Vila Biaggi, presidenta de la organización CAMBIO y una de las portavoces de Queremos Sol.

Vila Biaggi destacó que, durante las vistas sobre el presupuesto inicial propuesto por LUMA, un portavoz de la empresa explicó que las “eficiencias” incluidas en el presupuesto de la compañía (más de $100 millones para el año fiscal 2024) no precisan iniciativas específicas de ahorro. Al contrario, las eficiencias fueron calculadas para llegar a un presupuesto que no aumentara la tarifa. “Esto no da garantía alguna de que LUMA podrá lograr esos ahorros y, por ende, que no suba la tarifa”, afirmó.

En tanto, el licenciado Pedro Saadé Lloréns señaló también que el plan para responder a emergencias (Emergency Response Plan) presentado por LUMA contradice las declaraciones públicas de la empresa de que la falta de celadores no será un problema. Su plan admite que la llegada de brigadas de refuerzo desde Estados Unidos puede retrasarse si un desastre provoca daños a los sistemas de transportación. “Todos recordamos el retraso en la llegada de asistencia después del huracán María debido a los retos de transportación y logísticos. Y aunque el plan de emergencias de LUMA reconoce esa realidad, siguen diciendo que es suficiente tener solamente 250 celadores con experiencia en pleno inicio de la temporada de huracanes”.

La coalición Queremos Sol reclamó a la Legislatura que pase por encima del veto del gobernador, Pedro Pierluisi, a la Resolución Conjunta de la Cámara 88. Esto retrasaría la implementación del contrato hasta enero de 2022, después de la temporada de huracanes, y ofrecería oportunidad de atender las crasas deficiencias de este esquema de privatización.

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»