spot_img

Miel que me das: “Muchacho” – Anacreonte

Muchacho 

 

Muchacho con los ojos de una virgen,

mirándote te busco y no lo notas.

No sabes que conduces en tus manos

las riendas de mi alma.

 

Fragmento 360 de Anacreonte, traducido del griego antiguo por Cristina Pérez Díaz
Dibujo en tinta sobre papel de Emanuel Torres

 

Nota de la traductora

Anacreonte de Teos (c. 570-485 a.C.). El epitafio que para él figura en la Antología palatina–colección de poesía griega compilada en la Edad Media, basada en antologías anteriores desde la de Meleagro en Palestina en el siglo 1 a.C.–lo describe como un borracho (A.P. 7.26). La estatua que de él posaba en el Acrópolis lo representaba cantando, ebrio y sin un zapato (A.P.16.306). Cuenta, sin embargo, la historia que no fue ahogado en alcohol como encontró la muerte, sino con una semilla de uva (Valerius Maximus 9.8). 

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»