Minutos de cine: “The queen’s Gambit”

 

Especial para En Rojo

Marcoslopez614@gmail.com

 “The Queen’s Gambit” es una miniserie de Netflix basada en una novela del mismo nombre escrita por Walter Tevis.   La misma es dirigida por Scott Frank y protagonizada por Anya Taylor-Joy, Thomas Brodie y Harry Melling. Esta se desarrolla durante la época de la guerra fría y se enfoca en Beth Harmon, una joven prodigio del ajedrez que sufre las penas que traen las adicciones en su camino para convertirse en la campeona del mundo. Honestamente nunca he sido muy fan del ajedrez y es que otros juegos me llamaron más la atención, pero luego de ver esta serie el mismo les parecerá mil veces más interesante.

Comencemos con que la actuación de Taylor-Joy es fascinante y fácilmente carga la serie completa. Esta hace que conectes con Beth en todos los sentidos y sientes que estás en esta travesía con ella. Genuinamente me encanta como desde niña el talento por el ajedrez siempre estuvo ahí y debido a ciertas limitaciones esta debe practicar con sombras o en su mente. Esto significa que cuando esta llega a la cima se siente aún más dulce. También los personajes secundarios son muy bien desarrollados, dándole a nuestra protagonista varias personalidades para relacionarse. Uno en especial que me encantó fue Benny Watts (Thomas Brodie-Sangster), quien es una estrella de rock dentro del mundo del ajedrez.

Muchos pensarán que el juego comienza cuando nos sentamos frente a los tableros, pero Benny no está de acuerdo. Este es un jugador que habla mucho, pero tiene el talento para reforzarlo y utiliza este estatus para desconcentrar a sus oponentes y hacerlos flaquear. Siguiendo con el elenco, pensé que la madre, Alma Wheatley (en este caso adoptiva interpretada por Marielle Heller), sería el típico personaje en estas historias que sacrifican la juventud de sus hijos por dinero, pero mientras se va desarrollando sabes que existe una relación muy linda entre ambas. Sin mencionar que esta producción es de primera y sobresale cuando hablamos de vestuario y música.

Estos aspectos de la producción te transportan a la década de los 1960-70 y la atención al detalle es fenomenal. La música especialmente está a otro nivel y siento que una banda sonora no me encantaba tanto desde que vi Baby Driver (2017). Esta es una gran colección de rock, swing y más, que te harán sentir en una cafetería en los años 60 mientras nos enfocamos en juegos de ajedrez sumamente tensos. El director encontró la manera de hacer que estos juegos fueran intensos e interesantes y en muchas ocasiones me atrapaba con la boca abierta mientras admiraba a esos maestros jugar.

Aunque en algunas ocasiones puede ser un poco lenta, estos son detalles en una excelente serie. En siete episodios la serie logra hacer que conectes con el personaje principal de manera que otras con muchas temporadas solo sueñan hacerlo. “The Queen’s Gambit” es algo que no te puedes perder. Esta ofrece grandes actuaciones, una producción de primera y una historia tan detallada que te hará olvidar que es ficticia. Definitivamente una de las mejores series que he visto este 2020.

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»