Mirada al País:El 4 de noviembre, 2020

 

Por Wilma E. Reverón Collazo/Especial para CLARIDAD

Hay mucha especulación sobre que sucederá al 3 de noviembre, 2020. A mi personalmente me preocupa más que va a pasar a partir del 4 de  noviembre, 2020.

Cuando despertemos el 4 de noviembre, 2020 habrá razones para celebrar la elección de alguno/a que otro/a legislador/a y razones para lamentar que no se hayan logrado las ambiciosas metas que nos hemos impuesto desde la izquierda para que se quiebre de una vez y por todas el control de las maquinarias corruptas del bipartidismo. Esta carrera apenas está comenzando. El salto de conciencia en el pueblo que necesitamos para un cambio real en los paradigmas de la política puertorriqueña no se va a dar en dos eventos electorales. Los fenómenos del voto Lúgaro/Cidre en el 2016 apuntó una tendencia en el quiebre del poder del bipartidismo. En estas elecciones un aumento significativo en el apoyo a los contestarios del bipartidismo, Juan Dalmau, Alexandra Lúgaro y Eliezer Molina, será un paso en la dirección correcta. El poder llevar a la legislatura personas del calibre que postulan tanto el PIP como MVC sería otro paso significativo en la dirección que queremos. Por eso estoy convencida de que lo mas importante es que va a pasar del 4 de noviembre en adelante.

La fuerza o debilidad relativa que demuestren las nuevas fuerzas políticas electorales nos darán una radiografía de por donde anda la conciencia del pueblo. Nos planteará, una vez más, que como dice la famosa frase “divided we fall, united we stand”. Los espacios en que nos hemos unidos han dado esperanza y aliento al pueblo, desde el Junta Soberanista al Junte de Mujeres. Lamentablemente no pudimos seguir desarrollando esas instancias hasta convertirla en una sola, para verdaderamente aspirar al poder como una sola fuerza amplia y diversa que recogiera las mejores y más altas aspiraciones de nuestro pueblo.

La Agenda Urgente del MVC se nutre de las agendas que antes se habían trabajado en esos y otros espacios de juntes amplios donde participaban el PIP, el PPT, el MINH, el MUS y otras organizaciones de base. Inclusive la agenda del Carmen Yulín Cruz tiene muchísimas coincidencias con la Agenda Urgente del MVC. Sin embargo, no hemos podido formar ese frente amplio que tanto admiramos en Uruguay y otros países hermanos de América Latina. Como demuestra la experiencia de Uruguay, Argentina, Ecuador y Brasil, si difícil es para la izquierda llegar al poder más difícil es sostenerlo.

Por eso lo más importante y lo fundamental es que mas allá de resultados electorales y de quienes salgan electos, la verdadera agenda urgente es la que nos golpea en la cara todos los días. Es la corrupción en el gobierno, el despojo de derechos laborales, el hambre, las condiciones de pobreza y marginación en que viven la gran mayoría de nuestros niños, la violencia institucional y privada contra la mujer, el racismo, la misoginia, la homofobia, el abuso de poder, el saqueo del patrimonio nacional, los ataques contra el medio ambiente y nuestros recursos naturales, las privatizaciones de los bienes públicos, la deuda, la Junta de Control Fiscal y el inventario de nuestros problemas no es final. El reconocimiento de que la situación colonial de Puerto Rico constituye un gran impedimento para lograr el cambio estructural de raíz necesario, sigue siendo el ms urgente de los asuntos urgentes.

Por eso hago un llamado a los sectores progresistas o de izquierda que hoy aspiran a dirigir nuestros destinos dentro de la colonia participando en la legislatura y quien sabe si desde la Fortaleza, que con desprendimiento y generosidad, a partir del 4 de noviembre convoquen al pueblo para atender los asuntos que nos afectan desde la unidad y la solidaridad. 

Ya el 9 de agosto observando la asistencia al voto en primarias del PNP y el PPD se podrá tener una idea de la debilidad o erosión que han sufrido las bases de esos partidos. En el 2016 el PNP movilizó 450,313 electores (basado en el voto para gobernador) en la primaria y el PPD (que no tenía primaria para la posición de gobernador) movilizó 153,368 electores. La capacidad que demuestren para movilizar a lo que se considera el corazón del rollo de esos dos partidos, nos dará una radiografía de cuan fuertes o débiles estarán el 3 de noviembre. Hay que reconocer que se debe esperar una mayor movilización de electores del PNP por tener la base más grande y más irracionalmente fanática.

El referéndum estadidad NO o Sí es la carnada que tira el PNP para movilizar a su base desafecta y hastiada con sus continuos escándalos de corrupción y la desastrosa e inhumna administración que han ejecutado en este cuatrienio. El mal llamado nuevo Código Electoral les provee herramientas adicionales para burlarse de la voluntad del pueblo expresado en las urnas. El voto ausente está diseñado para permitir que miles de puertorriqueños que ya no tienen domicilio en Puerto Rico puedan votar ilegalmente. La forma en que se ha estructurado en la ley provee pocas herramientas a los demás partidos  para detectar y excluir ese voto. 

Por eso mas que apostar a lo que pase el 3 de noviembre, debemos tener el propósito de escalonar y avanzar la lucha del pueblo desde el verdadero espacio democrático, como quedó demostrado en el Verano del 2019, que las maquinarias de partido no pueden controlar: LA CALLE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.