Mirada Cooperativista Lección aprendida

Por Mildred Santiago Ortiz

Especial para CLARIDAD

..la Corporación para la Supervisión y Seguro de Cooperativas (COSSEC) dio a conocer datos y cifras recientes que confirmaban el fortalecimiento del sector de ahorro y crédito.

En las pasadas semanas se han efectuado muchas asambleas de las cooperativas del sector financiero del país. Participamos en seis de ellas y todas fueron escenarios de afirmación sobre la eficacia del modelo cooperativo entre los nuestros. En todas el panorama económico fue positivo y hubo sobrantes. Unas optaron por reservarlo para fortalecer aún más la estructura económica. Otras distribuyeron un por ciento en dividendos o capitalizaron en acciones o por patrocinio. Presenciar esos ejercicios en los cuales los líderes rinden cuentas, presentan informes, estados financieros, eligen directivos y aprueban resoluciones sobre temas de interés general es gratificante y demuestra que el sector financiero del cooperativismo continúa una ruta de progreso y que ha manejado efectivamente las dificultades del pasado y los retos del futuro.

Ver a los socios preguntar, sugerir, debatir, presentar mociones y emocionarse hasta las lágrimas al hacer referencia a su cooperativa, en medio de una intervención al micrófono, fue revelador y valida el apego de los nuestros a este modelo. Ese día salí con el pecho henchido y convencida de que ese sentido de pertenencia trasciende la excelencia en los servicios financieros y que está vinculado al compromiso de las cooperativas con todo lo que incide en la vida de sus socios y de las comunidades en las cuales ubican. Fue significativo presenciar en otras dos de esas asambleas la aprobación por unanimidad de resoluciones en favor de los trabajadores retirados cuyas pensiones son escamoteadas por los grandes intereses. En otras se sortearon o entregaron becas de estudio para estudiantes, incluyendo los de educación especial. Además de los informes de las juntas de directores, hubo informes de los Comités de Educación y Supervisión evidenciando la labor realizada. Dos años atrás había asistido a algunas de estas asambleas y los estados financieros demandaban acciones correctivas. He ahí los resultados.

En los días siguientes, la Corporación para la Supervisión y Seguro de Cooperativas (COSSEC) dio a conocer datos y cifras recientes que confirmaban el fortalecimiento del sector de ahorro y crédito, entre estos: crecimiento en activos de 500 millones; aumento de 4 % en la cartera de préstamos y baja en la morosidad a un 3.41%. Mención aparte merece la reducción de riesgos, incluye la disminución en el renglón de los valores en el gobierno, de un total de $1,094 millones que llegaron a tener a $140 millones. A estos datos hay que sumar el aumento a sobre un millón de socios y el informe más reciente de la inversión social que ascendió en el 2018 a $169 millones.

No hay duda de la fuerza de este sistema que tiene más de 266 sucursales y con una robusta red de cajeros automáticos sin cargos para usuarios socios. El mayor reconocimiento sobre estos logros debe ir al liderato voluntario y profesional que ha trabajado arduamente durante estos años para esta cosecha. Esos logros deben mantenerse y tienen que ser la punta de lanza para identificar escenarios para continuar los aportes en el desarrollo social y económico del país.

Además de estos datos alentadores del sector de ahorro y crédito, en estos días han surgido nuevos emprendimientos que validan el modelo como respuesta colectiva que promueve la participación ciudadana organizada con buenos resultados. Ese será tema más adelante en otra columna.

Para finalizar es preciso comentar, en específico, sobre una de esas asambleas El 8 de noviembre se efectuó la asamblea de TrabajaCOOP, la Cooperativa de Ahorro y Crédito del Departamento del Trabajo. La principal funcionaria de esa agencia la Sra. Briseida Torres, Secretaria del Trabajo, no permitió, ni facilitó la asistencia de los trabajadores socios. A los socios que asistieron a la actividad efectuada en el salón de la propia agencia les serán descontado de su salario el tiempo que duro la asamblea.

Las leyes especiales que rigen el cooperativismo conceden tiempo sin cargo para los trabajadores de las agencias públicas que son socios de cooperativas para participar de las reuniones de los cuerpos directivos. Por uso y costumbre ese beneficio se extendía a dos horas para las asambleas. Ese es un reconocimiento al modelo cooperativo y a los servidores públicos que son líderes voluntarios y dan vida a estas instituciones. Es importante resaltar que muchos de estos trabajadores coinciden en el lugar de trabajo ya que provienen de pueblos distintos. La mayoría son mujeres trabajadoras, muchas jefas de familia. Facilitar tiempo, aunque limitado, en el escenario de trabajo es un gran beneficio.

En abril de 2017 se aprobó la Ley 26, Ley de Cumplimiento con el Plan Fiscal, según enmendada, que entre otros aspectos afectó adversamente las licencias de los empleados públicos. El Departamento del Trabajo de inmediato y por interpretación retiró ese beneficio. Los lideres de esa cooperativa batallaron infructuosamente.

Le recordamos a esa funcionaria que las leyes del cooperativismo contemplan esa participación sin cargo, como medida para respaldar, promover y fomentar el cooperativismo en las diversas agencias. Cuando se aprobaron medidas de austeridad en el gobierno, muchos funcionarios alegaron que dicho beneficio quedaba cancelado. Sin embargo, son muchas las agencias que facilitan esa participación. Algunos mantienen el beneficio sin ninguna restricción y otros limitan el tiempo a una o dos horas con diversas estrategias que no afectan el servicio. Es bochornoso que la ejecutiva de la agencia que tiene como función velar porque se cumplan las leyes protectoras de los trabajadores le dé la espalda al cooperativismo. Eso pudo haber desalentado la asistencia, pero no, esta cooperativa tuvo una concurrida y entusiasta asamblea. Lección aprendida.

Doña Briseida Torres tiene espacio para reflexionar y deponer esa actitud desaprobación hacia un sistema que le sirve bien al país. Mas importante, hacia una cooperativa con más de seis décadas en ese departamento que promueve el bienestar de sus socios, sus trabajadores.