Modelos matemáticos para el coronavirus.

Los Macheteros rinden homenaje a don Heriberto Marín

Homenaje a don Heriberto Marín Torres A ti hijo Del Valle Heroico, del Coabey insurrecto, De la Patria armada, sublevada, afirmada Te abrazaste a la bandera proscrita Amordazada,...

30 de octubre 1950

  “La revolución de octubre fue un acto de sacrificio deliberado, premeditado y resuelto en el secreto de una conciencia política, de demostrar al mundo...

Carpetas Electrónicas

   Especial para Claridad   El carpeteo, como fase primaria para la persecución del patriotismo boricuas, ha revivido con toda su furia. Solo que ya no hace...

Agenda para el corto plazo

  Especial para Claridad No me motivan, ni siquiera para un comentario, los debates triviales de menudencias politiqueras en las que ocupan  su tiempo la mayor...

¿Qué hacer?

    Especial para Claridad   Últimamente he estado participando en charlas y conversatorios sobre el asunto de la ciudadanía puertorriqueña y la certificación que se me expidió...

 

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridaddpuertorico.com 

En vista a que los contagios seguirán en aumento y de que no se sabe cuánto tiempo más tomara tener una vacuna la profesora Mayteé Cruz Aponte, doctora en matemáticas aplicadas se encuentra desarrollando un modelo matemático para estudiar la efectividad de las intervenciones tales como el distanciamiento físico, tratamiento efectivo y/o distanciamiento social en la prevención, mitigación o erradicación de la pandemia del COVID-19. 

Entrevistada sobre su proyecto la profesora del Programa del Instituto de Investigación de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Cayey, explicó que lo que pretende es construir un modelo de una red de conectividad entre los pueblos, para lo cual utiliza los datos de transportación de las carreteras. Esto le va a permitir entonces estudiar cómo se propaga el virus entre ciudades, cómo es el comportamiento de la curva de la epidemia. El estudio también requiere examinar los datos históricos de las Órdenes Ejecutivas (OE) que se han emitido desde los inicios de la pandemia, las cuales han hecho y hacen que cambie la forma de la epidemia.  Por ahora el estudio se está haciendo por regiones con un equipo de once estudiantes de nivel sub graduado que son los que están buscando los datos, después es que se va a montar el modelo para poder buscar e identificar qué factores son los que están influyendo en la pandemia, qué cosas se pueden hacer para mitigarla y cuáles grupos de intervenciones se pueden utilizar. Todavía no se tienen muchísimos resultados dado a que es un proyecto de un año. 

Aunque parece que es mucho tiempo, indicó que el modelo va ayudar a saber cuáles decisiones se deben tomar en próximas pandemias. Agregó que se sabe que la única forma de erradicar una pandemia es una vacuna así que en lo que se espera por la vacuna las medidas de prevención sirven para ganar tiempo y salvar vidas en lo que llega ese tratamiento efectivo. 

A la luz de su estudio y su experiencia la profesora Cruz Aponte, quien desarrolló un proyecto similar en México para la influenza del 2009, advirtió que los casos en la isla van a seguir aumentando. “La orden ejecutiva de ayer de que se va abrir todo puede ocasionar muchos más casos si la gente no se cuida. Una de las cosas importantes y primordiales que descubrimos en el estudio del 2009 es que las escuelas y los niños son los que propagan las enfermedades, eso es algo vital, por lo que todavía no se pueden abrir las escuelas si no tenemos un buen protocolo. Son cosas que ya sabemos que funcionan pero que si no se escuchan o se toman otras decisiones por equis razones va empeorar la situación. Mientras no se abran las escuelas pienso que todavía hay oportunidad de controlar la propagación”.  

Por otra parte, dijo tener fe en que el rastreo de contacto en los municipios es lo que va a ayudar a controlar el crecimiento de los contagios. “Si se hace bien, si todos los municipios lo acatan y tienen sus equipos preparados –eso toma tiempo y el dinero está ahí para eso– se puede contener la epidemia”.  Añadió que eso requiere, “que se hagan las pruebas y eso es lo que no tenemos. Si estamos abriendo todo sin tener los recursos para poder contener la epidemia para poder rastrear casos y hacer pruebas, lo estamos haciendo mal. Hay que aumentar las pruebas hay que hacer el rastreo que es lo que se está intentando hacer, pero no todos los municipios están participando en este momento, necesitamos que todo el mundo se ponga en el mismo plan”. 

Sobre la relación entre el rastreo comunitario y la conectividad describió por ejemplo una persona que está en un pueblo en donde no hay muchos contagios va a trabajar a San Juan ahí se contagia llega a su casa y ahí es que tenemos que seguir ese rastreo. Apuntó que la conectividad sí influye porque los pueblos con más población es donde los contagios van a ser mucho más acelerados.  El rastreo se hace más complicado según se mueven las personas, por lo que hay veces en que no se puede determinar donde fue que se contagió la persona. 

La doctora Cruz Aponte señaló la importancia de que finalizado el estudio matemático este va a permitir saber qué pasó y cómo pasó para poder tomar mejores decisiones futuras.  A su vez recabó la necesidad tener una comunicación entre los esfuerzos académicos y el gobierno para que se tomen las decisiones necesarias. En el caso particular de su estudio dijo que no existe un modelo de interconectividad de todas las ciudades y que este puede dar otras visiones de hacia donde se mueven unas y otras más las comunidades. “Este da la oportunidad de tener un marco de trabajo para intervenciones futuras de que si viene otra epidemia se pueda identificar ya sea por regiones y controlar sin que se riegue por toda la isla”.  

Related Articles

Traducir»
A %d blogueros les gusta esto: