No al voto por internet

 

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

No existe tecnología que garantice el voto electrónico. Así quedó confirmado en el Conversatorio deCiencia y Política Pública: Implicaciones y Riesgos del Voto por Internet en la Ley de Reforma Electoral de Puerto Rico 2020,presentado por la División Caribeña de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias (AAAS, por sus siglas en inglés) Mentes Puertorriqueñas en Acción (MPA), el Puerto Rico Science Policy Action Network (PR-SPAN), Ciencia Puerto Rico (CienciaPR) y la Unión Americana de Libertades Civiles, capítulo de Puerto Rico (ACLU),  en el cual quedó plasmado la inhabilidad de la implantación del voto electrónico.

En la conversación en línea -el martes 13 de mayo- el Dr. Ricardo González Méndez expuso que en los últimos años los sistemas electorales han sido objeto de ataques cibernéticos que han afectado la política pública a nivel mundial. Tan reciente como el año pasado en Georgia se suspendieron unas votaciones vía internet y en la actualidad la mayoría de los estados se han movido a sistemas electorales que mantienen las papeletas en papel y han abandonado la votación puramente electrónica, aunque anotó que los estados de Virginia y New Jersey se encaminan a un experimento.

El científico experto en política pública alertó del alto riesgo que conlleva cambiar el sistema de votación de papeletas físicas que tiene Puerto Rico por una votación cibernética ya que los líderes de la seguridad nacional de Estados Unidos dicen que la infraestructura electoral continúa siendo blanco de ataques en línea de agencias extranjeras. La vulnerabilidad más significativa que han identificado es la de transmisión de papeletas por internet y aplicación incluso por correo electrónico.  Agregó que hace unos cinco años la Academia de las Ciencias de EE. UU. público un amplio estudio donde concluyó que la infraestructura de internet de EE. UU. no posee la robustez y seguridad necesaria para hacer uso del voto electrónico por internet.

El doctor González Méndez dijo que estudios recientes concluyen que la votación en línea aun no es factible.  Entre los peligros de ataques a un sistema de esta naturaleza están   ataques a servidores, a los dispositivos, ataques a las papeletas enviadas por correo electrónico y fax, negación de servicios, en fin, identificaron múltiples riesgos en todos los eslabones de la cadena de votación.

“Los estudios del gobierno federal, Departamento de Defensa, y del sector privado que han examinado la viabilidad de la votación por internet concluyen que no es segura y no debe usarse en las elecciones generales dentro del gobierno de Estados Unidos y sus jurisdicciones al momento. Puerto Rico tiene profesionales de ciberseguridad de mayor excelencia y conocimiento, pero no poseen los recursos económicos y no habría tiempo para asegurarse que la tecnología sea lo suficientemente robusta y segura y así evitar que agentes maliciosos interfieran con las supuestas votaciones por internet”.

El doctor González Méndez cuestionó en tono crítico si creemos que la CEE de Puerto Rico tiene mejores herramientas y talentos que las diversas oficinas de seguridad y comunicaciones del gobierno de Estados Unidos.

Mientras el profesor de Ciencias de Cómputos del Recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), doctor José Ortiz Ubarri, afirmó que la realidad es que establecer un sistema de voto electrónico no es seguro y que es imposible asegurar que los votantes puedan emitir un voto secreto y a la misma vez la habilidad de auditar los votos.

“Esa tecnología no existe el votante tendría que renunciar a una de dos posibilidades tiene que renunciar al voto secreto porque para poder autenticar el voto hay que mantener una información que va a permitir hacer un rastreo de la persona, o de lo contrario estaría sacrificando la capacidad de auditar esos votos no habría forma de poder después de ninguna manera autenticar que los votos son íntegros que tienen que lo que la persona voto y es exactamente lo que se guardó en el sistema”, describió. Respecto a la pretensión de un voto electrónico para las próximas elecciones el profesor indicó que   es muy poco tiempo, para diseñar, desarrollar un producto de voto electrónico y cumplir con las mejores prácticas de accesibilidad para personas con diversidad funcional “y la mayoría de los programadores del país incluyéndome no sabemos cuáles son las mejores prácticas”. Continuo que el proceso envuelve un equipo grande y asumiendo que se pueda cumplir con todo lo que se está pidiendo habría que probar con todos los componentes en funciones, todos los dispositivos de seguridad. Añadió que una de las características del proyecto de la Reforma Electoral es que el almacenamiento de los datos va a hacer centralizado y al ser centralizados ya se está dando la receta de ser víctima de un ataque de negación de servicio.

En tanto la licenciada miembro de ACLU, Mayté Bayolo Alonso, especializada en Asuntos Legislativos, discutió aspectos legales, constitucionales y de derechos civiles que se verían afectados por el PS1314.

La licenciada levantó si era posible armonizar el derecho al voto con el acceso y la seguridad de votar, por lo que defendió que el derecho al voto es la base del sistema que queremos decir es un gobierno democrático el cual depende de que las personas vayan a efectuar su voto. En esa línea denunció que el proyecto del Senado 1314 no está protegiendo el derecho al voto.

“El derecho al voto incluye el derecho a que sea secreto, el derecho a efectuar el voto, el derecho a no efectuarlo y el derecho a que cuente o sea que pueda ser contado”. Resaltó que el hecho de que el proyecto pretenda eliminar todas las papeletas físicas además de vedar el derecho al voto está en completa contra corriente con la comunidad jurídica.

“La mera conexión a la internet hace inseguro el voto tienen que mantener un sistema de rastreo de las papeletas por lo tanto tienen que mantener un tractor en papel de esas papeletas. El voto por internet como bien dijo el doctor Ortiz no va a proveer el tractor del voto secreto al tener el track puede una persona que sepa meterse y cambiar el voto y no lo vamos a saber si en efecto se cambió”.

De darse una votación por internet la licenciada Bayolo Alonso expresó que la única manera que va a existir para subsanar el caos potencial que se va a formar va a hacer celebrando unas elecciones nuevas con el método tradicional.

Trajo a la atención el que en distintas jurisdicciones del mundo y de EE. UU. se ha intentado el voto en línea en Washington Dc, en Suiza y Virginia. “Nosotros además no podemos ignorar la realidad de Puerto Rico antes del huracán María en el 2017 existía una problemática de infraestructura eléctrica que se exacerbó sabemos que no tenemos el sistema eléctrico como para aguantar unas elecciones que dependa de él y mucho menos el sistema de internet. ¿Cómo vamos a poder garantizar el derecho al voto que dice el proyecto del Senado y encima de seguridad cibernética también problemas de infraestructura que no van a garantizarnos que en efecto estoy votando y se tumba la internet, cómo se garantiza ese voto?”, insistió.

Con igual énfasis señaló que la internet no es un servicio esencial en Puerto Rico. Según el Instituto de Estadísticas sólo el 44% de la población adulta en la isla tiene acceso a Internet en sus hogares, y solo 72% tiene acceso por teléfono móvil.

La representante de ACLU describió el proyecto de la Reforma Electoral, en lo que toca al voto electrónico como uno a contracorriente y temerario. “Las elecciones son la base de nuestro sistema democrático. Hay que protegerlas y el derecho de la población puertorriqueña”, reiteró.

Las organizaciones reafirmaron que era imperativo a que el Senado desista de impulsar el voto por Internet en Puerto Rico.