spot_img

Nos faltó bateo en la Serie del Caribe

 

Especial para CLARIDAD

El pasado sábado finalizó la serie 2021 realizada en Mazatlán, México, con las Águilas Cibaeñas de República Dominicana coronándose campeones con marca de siete juegos ganados sin derrotas. Dominicana, que estaba compuesto de un número significativo de jugadores con experiencia en las Grandes Ligas como Robinson Canó y Melky Cabrera entre otros, era sin duda el equipo más balanceado. En varias ocasiones pudieron reaccionar en el “clutch” aún cuando cayeron atrás en el marcador en algunos partidos, sobre todo éstos respondieron en un dramático juego semifinal frente a Panamá donde estuvieron a un out de ser eliminados.

En el caso de los Criollos de Puerto Rico, el equipo hizo una gran demostración jugando para cinco ganados y dos perdidos, ambas derrotas frente a República Dominicana. Quedó demostrado que los Criollos contaban con un gran núcleo de talento, sobre todo en sus relevistas, cosa que había sido evidenciada desde la liga de beisbol local y que fue la razón principal por la que obtuvieron el campeonato. Sin embargo la falta de un toletero “deluxe” que remolcara carreras grandes  consistentemente nos pasó factura, pues no teníamos un bateador de poder en nuestra alineación, fue esa falta de bateo oportuno lo que hizo que aún en los juegos que ganamos, con la excepción del juego que le anotamos nueve  carreras a Panamá, nuestra ofensiva  no se vio fluida.

La presencia de Yadier fue el atractivo principal de la Serie

No cabe duda que independientemente del resultado la presencia de Yadier Molina con el equipo de Puerto Rico  tuvo un  impacto mayor en la Serie en que los últimos años ha disminuido la cantidad de super estrellas que se presentan a estos clásicos caribeños y tener una figura que probablemente entrará en su primer año de elegibilidad al Salón de la Fama en este torneo fue espectacular. Este demostró que le queda mucho béisbol y que pese a no estar firmado con ninguna novena de Grandes Ligas ahora mismo sigue siendo una figura estelar.

Se activan otros deportes

Por otro lado al momento que escribo estas líneas se llevó a cabo el pasado domingo el famoso Super Bowl en el fútbol americano, que si bien  no contó con la fanfaria acostumbrada, simboliza el final de la temporada de ese deporte. Mientras que también el domingo empezó el torneo del  Abierto de Australia de tenis, aunque cabe destacar que para que se realizara el mismo se obligó una cuarentena mandatoria a todo el que viajó, que fueron más de 1,200 jugadores y eso  pudiera  servir de ejemplo de cómo y cuáles serían algunas de las medidas que quizás se tengan que implementar en  Japón si es que se van a realizar los Juegos Olímpicos.

Por su parte el deporte local recibió la buena noticia de un aumento en la cantidad de deportes  individuales que ya se pueden practicar.  Así como el anuncio de tres carteleras de boxeo locales por parte de la empresa de Miguel Cotto sin público y estilo burbuja. Mientras que en el Roberto Clemente también sin fanáticos se llevará a cabo la tercera ventana FIBA  del Americup con un equipo que contará con el regreso de nuestro jugador estelar José Juan Barea y que debe ser un equipo muy similar al que buscará el pase al Repechaje Olímpico de Serbia que está pendiente.

Sin duda la pandemia sigue cambiando la manera en que se ve y se  cubre el deporte pero este sigue sin prisa pero sin pausa.

 

 

spot_imgspot_img
spot_img

Related Articles

Traducir»