Para Verdejo es ahora o nunca

Por Javier Guaní Gorbea

Especial para CLARIDAD

El pasado viernes ganó por nocaut el boxeador que es considerado actualmente como el #1 libra por libra, en la figura del ucraniano Vasil Lomanchenko, cuando despachó en cuatro asaltos al británico Anthony Crolla. La razón por la que eso es significativo es porque hubo un momento hace varios años atrás donde se pensaba que para esta fecha una mega pelea entre Lomanchenko y el boricua Félix Verdejo sería considerada una mega pelea. Después de todo no olvidemos que Verdejo le había hecho un gran combate en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y fue su rival más difícil a nivel aficionado, de acuerdo a lo dicho por el mismo ucraniano. Sin embargo, como es de conocimiento público, esos planes se descarrilaron. Verdejo y su curva de crecimiento y progreso como boxeador se estancaron con presentaciones deslucidas y una serie de malas decisiones que llevaron a que los grandes planes que había con él se deshicieran. Félix pareció tocar fondo al ser noqueado por el mexicano Antonio “Canitas” Lozada en marzo del año pasado. Tras esa derrota hubo cientos de llamados para que Verdejo hiciera cambios a su esquina, pues muchos entendían que su entrenador Ricky Márquez no debía continuar a cargo de su carrera. Pese a que Félix mantuvo a Márquez como su entrenador principal, éste accedió a añadir a Evangelista Cotto (quien fue en gran parte responsable de los triunfos de su sobrino Miguel, y al entrenador físico Memo Heredia (responsable de muchos de los éxitos de la leyenda mexicana Juan Manuel Márquez). 

Este trasfondo es necesario para entender por qué Verdejo se juega su carrera este sábado cuando enfrente al costarricense Brian Vásquez en la pelea inicial del evento de Pague Para Ver (PPV) que presentará este sábado la cadena ESPN y será estelarizada por la pelea del estadounidense Terrence Crawford y el británico Amir Khan. Vásquez es sin duda el mejor oponente de su carrera (mejor que Lozada) habiendo sido excampeón interino y es el tipo de prueba que uno hubiera esperado que Félix enfrentara hace par de años para luego retar por un título mundial. Ahora una victoria significa la oportunidad de mantenerse como un actor principal con posibilidades de grandes peleas como se esperaba temprano en su carrera entre las que pudiera estar peleas contra José Pedraza, Raymundo Beltrán y por qué no Lomanchenko, mientras que una derrota lo convierte en un escalón para nuevos talentos y así se lo ha dejado saber su promotor Bob Arum, quien ha manifestado la posibilidad de que esta sea la última pelea con su empresa si no luce a la altura.

La tiene difícil Pitufo

Christopher “Pituso” Día peleará frente al prospecto Shakur Stevenson.

Por otra parte en esa misma cartelera como parte de la transmisión, peleará Christopher “Pitufo” Díaz frente al prospecto estadounidense Shakur Stevenson, quien tiene marca de 10-0 y es considerado una de las futuras estrellas del deporte. En mi opinión Pitufo, que parecía encaminado a enfrentar al estadounidense Diego Magdaleno en marzo pasado, se precipitó en la decisión de aceptar este combate pues si bien hay una mejor bolsa de dinero, Stevenson con su experiencia aficionada le presenta mucho más problemas de estilo al boricua que Magdaleno. Aunque estoy seguro que Díaz será aguerrido como siempre, en mi opinión recibió mala asesoría para aceptar esta pelea en este momento de su carrera.

De Crawford ganar debe pelear con Spence

Terrence Crawford sale favorito frente al británico Khan.

Por ultimo, pese a no incluir ningún puertorriqueño, creo que merece un comentario la pelea estelar en la que el estadounidense Terrence Crawford sale de favorito frente al británico Khan. 

Crawford es un peleador invicto de 34-0 con 25 nocáuts, sin ser un pegador se ha convertido es uno de los mejores peleadores de todo el boxeo por su habilidad de adaptarse a diferentes estilos y ser efectivo en la guardia derecha como a la zurda. Actualmente el estadounidense se encuentra entre los mejores cinco peleadores libra por libra y enfrenta en Khan un peleador que tiene la velocidad para mantenerse con él en la pelea, pero cuya quijada ha sido su talón de aquiles toda su carrera. De Crawford salir victorioso no hay duda que la pelea más significativa del peso welter es entre él y el estadounidense Errol Spence en lo que sería una guerra de pronóstico reservado.

Así que sin duda este es un fin de semana crucial para el futuro de Verdejo, Pitufo y la división welter en general.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.