Poemas de Elizam Escobar

 

 

DISCURSO A LA NOCHE Y SONIA SEMENOVNA, VI

 

La identidad, me preguntas

y yo te pregunto imagen te contesto alucinado

te veo instante

que mata

que despide

al anterior,

te siento mitad

y tercio.

 

Te siento besarnos

una vez

pero no dos veces

(el que te besó

no te besará

ni siquiera

un tercio de labios

o cavernas);

es sólo un  instante

el que pregunta

un instante que contesta:

 

Ser: melancolía de rutinas

— dijo el yo.

 

Comprende

que mi lava no es la misma

ni soy el mismo

— dijo el volcán.

 

La identidad: preguntas.

Y me encuentro en odiseas

entre cuatro esquinas

de almohada,

bajo una lámpara

de dos velocidades

de dos ojicidades.

 

Sólo sé que es noviembre

y no salgo

sino que me hundo más

que sigo siendo labio

o mitad de boca

o caverna;

si veo lo que hago

o veo lo que pasa

es cuando soy,

y pienso,

me hundo, luego soy.

 

¿Identidad? ojicida.

 

Te veo instante

como este fuego

que juega entre cuadernos:

a ser y a no ser,

con este otro instante

que mata al anterior.

 

¿No lo crees hermoso,

que sea místico

y mate con mi ojo?

 

La imagen dice:

me das la vida

y no la quiero

me rebelo

y te la quito.

 

Identidad, me cuestionas

y te digo tal vez

algún día

sin mucha lluvia

sin mucho cielo

sin mucho

sol

tal vez: que no refleje

irrelevante como tu voz

que me pregunta.

 

El ojo dice:

por eso tomo de cada instante

por eso:

quito, y luego soy.

 

¿Ser?: hacer.

Amar, huir, dudar

quitar, volver, tantear

volver a tantear

me tanteas

te tanteo

instante que pregunta

que mata

que despide

al anterior

melancolía que mata

la anterior melancolía.

 

Me preguntas mi nombre

y me encuentro en odiseas.

 

 

DISCURSO A LA NOCHE Y SONIA SEMENOVNA, VIII

 

He errado en el sueño.

 

Difícil no errar

y difícil la canción

la canción

que te quiero

escribir;

un músculo torpe

una interjección

se interpone.

 

Es difícil explicarlo

por eso

Sonia querida

vales más

que cualquier profeta del mal

o del bien

que la engañosa sombra

que los labios

valor de uso

valor de cambio.

Sonia figurada:

para ti

no alcanzan

las monedas.

 

 

DISCURSO A LA NOCHE Y SONIA SEMENOVNA, IX

 

Cuando te busco

algunas veces

también la busco a ella

a ella y su mirada tórrida

a ella y sus ojos.

 

Comprende

que son palabras

una cosmodisea

de labios y cavernas

que cada vez

que te beso

la beso a ella.

 

Los ojos enfurecidos

ante la luna

se parecen a un sol

cuando te busco,

y un rayo de luz

traspasa

mis párpados dormidos

mi sueño-océano-profundo.

 

Una voz

que huele a sal

y a espanto

me está pensando:

¡Silencio

que el Ser

está pasando!

 

¡Qué Sonia Semenovna,

está pasando!

 

Comprende

que es entonces

cuando nadie pasa.

 

 

[Cloaca]

 

A Sylvia Plath

 

Cloaca.

Cloaca del mundo.

 

los peces mueren sin ego

:ergo, no son seres

las ratas mueren sin habitar la risa

:ergo, son animales

los hombres mueren sin ser felices

:ergo, la felicidad no existe.

 

pero ese pez terrible del espejo de Sylvia,

¿quién es?

 

¿quién es esa rata amerikana

que habita la risa?

 

¿quién soy yo, cuando soy feliz?

Cloaca.

Cloaca profunda del mundo.

Que feliz y suicida en su cloaca

está mi ego feliz, mi animal feliz.

¿quién es éste que es feliz?

¿quién eres tú, pez terrible, quién?

 

 

Related Articles

Traducir»
%d bloggers like this: