Poemas de Servando Echeandía Colón

muchas horas afinando el instrumento 

 

muchas horas auscultando cada son, 

cada sonoridad, cada sonido,

muchas horas hasta alcanzar el instante incandescente que deshace al instrumento, que lo reduce a una excusa, 

a un pretexto, 

y hasta, quién lo hubiera dicho,

impedimento

 

ahora

que por fin has arribado al final de tu camino

ahora que por fin estás de vuelta

a tu puerto original

se detiene al peregrino y queda el viaje

se despierta el soñador y queda el sueño

 

para intentar volver hay que ocultarle al ojo la radiante claridad

que una vez lo encegueciera

para intentar volver hay que negarle al oído la embriagante melodía que una vez lo ensordeció

ver lo que

por transparente no se ve

saber lo que por evidente se desconoce

sentir lo que,

por último, 

ya no se ve,

ya no se sabe,

ya nadie siente

libre soy 

de todos los preceptos que no acepto, 

de todos los mandatos que no aceptaré 

libre soy de toda ley 

que sepa o desconozca, 

de todo mandamiento que me quieran imponer 

atravieso las fronteras que no apruebo, 

cruzo cada raya que me tracen, 

salvo toda valla que me quiera aprisionar 

en fin, por si acaso todavía no está claro, 

violo toda norma que me encuentre, 

rompo toda regla que me quiera limitar 

si nada es verdad, 

o sea, 

si todo es incierto 

si todo es un cuento, 

entramado de ficción, 

trama de drama 

si todo es un sueño, 

enrejado de la imaginación, 

pura invención, 

mito ilusorio 

entonces lo mismo da 

lo uno que lo otro y, 

por lo tanto, 

quedo libre de escoger 

luego escojo la realidad más fantasiosa,

la fábula más irreal, 

el mito puro 

Servando Echeandía Colón, (1956). Sus poemas han aparecido en revistas como Alicia la roja, Sin Nombre y Casa de Las Américas, entre otras, y en antologías como Poesíaoi: Antolojía de la sospecha (Joserramón Melendes, ed., Qease: 1978) y Antología de la poesía puertorriqueña (Rubén Moreira, ed., Tríptico: 1993), entre otras. Ha publicado Pretextos (Editorial de la Universidad de Puerto Rico: 2000), Premio de Poesía del Pen Club de Puerto Rico para ese año, y Variaciones (Folium: 2011).