Inicio En Rojo Poesía Poesía de Julia De Burgos

Poesía de Julia De Burgos

Desde el Puente Martín Peña

 

Tierra rota. Se hace el día

El marco de la laguna.

Un ejército de casa

Rompe la doble figura

De un cielo azul que abastece

A un mar tranquilo que arrulla.

Un ejército de casas

Sobre el dolor se acurruca.

Hambre gorda corta el sueño

de enflaquecidas criaturas

que no supieron morirse

al tropezar con la cuna.

 

Marcha de anhelos partidos

Pica la calma desnuda

Donde recuesta su inercia

La adormecida laguna.

 

Una canción trepa el aire

Sobre una cola de espuma.

Un verso escapa gritando

En un desliz de la luna.

Y ambos retornan heridos

Por el desdén de la turba.

 

¡Canción descalza no vale!

¡Verso sufrido no gusta!

Tierra rota. Fuerza rota

De tanto cavar angustia.

 

Huesos vestidos alertos

A una esperanza caduca

Que le hace mueca en las almas

Y se ríe en las arrugas.

 

Hacha del tiempo cortando

Carne de siglos de ayuna.

Adentro la muerte manda.

Afuera el hambre murmura

Una plegaria a los hombres

Que al otro lado disfrutan

De anchos salarios restados

A hombres obreros que luchan.

 

¿Respuesta? —Brazos parados.

Sobre el mantel. No hay industrias.

 

¡Obreros! Picad el miedo.

Vuestra es la tierra desnuda.

Saltad el hambre y la muerte

Por sobre la honda laguna,

Y uníos a los campesinos,

Y a los que en caña se anudan.

¡Rómpanse un millón de puños

contra moral tan injusta!

¡Alzad, alzad vuestros brazos

como se alzaron en Rusia!

Traducir»
Exit mobile version