Protestan en contra de los juicios retroactivos

Por la Redacción/CLARIDAD

La Coordinadora Paz para la Mujer (CPM), otras organizaciones, así como víctimas y sobrevivientes del crimen llevaron a cabo una manifestación frente al Capitolio en la mañana de hoy martes para expresar su oposición a la aprobación de manera abrupta y a toda prisa de los proyectos 2476 de la Cámara de Representantes y 1590 del Senado.

La directora ejecutiva de CPM Vilma González Castro, denunció que dichas medidas no toman en consideración el derecho de las víctimas y sobrevivientes del crimen a tener justicia y las expondrían a un proceso innecesario de revictimización.

Los harían retroactivo el nuevo orden procesal que estableció el Tribunal Supremo de Estados Unidos, el pasado 20 de abril de 2020 en el caso de Ramos vs Louisiana, en el que se establece que es inconstitucional que en los estados y territorios se permitan veredictos de culpabilidad cuando los jurados no actúan de forma unánime. Poco después el Tribunal Supremo de Puerto Rico estableció el mismo criterio en Pueblo vs Torres Rivera.

Sin embargo, la legislación propuesta por Cámara y Senado va más allá de lo resuelto en los casos citados para permitir que personas que están cumpliendo sentencias que ya son finales y firmes puedan invocar también la petición de un nuevo juicio cuando su determinación de culpabilidad por un jurado no fue unánime.

“Estamos conscientes de que, por nuestra relación de subordinación a los Estados Unidos, se impone la decisión federal que deja sin efecto la cláusula de la Constitución de Puerto Rico que permite decisiones divididas de hasta 9 a 3 por un jurado en delitos graves. Sin embargo, es totalmente innecesario y cuestionable la acción de la Legislatura de ir más allá de lo que establece la jurisprudencia federal, particularmente en tiempos de crisis social, económica y salubrista como los que Puerto Rico enfrenta. Es condenable la aprobación de legislación sin un proceso participativo de vistas públicas. Expresamente le han negado la comparecencia a víctimas y a las organizaciones que las representan”, manifestó la portavoz.
González Castro destacó que el impacto que esta legislación tendrá en las víctimas es incalculable. Se trata de personas que sufrieron la violencia en sí mismas o de sus hijas, hijos, madres, padres, hermanas; que perdieron a su familiar en un crimen violento, las cuales tendrían que enfrentar de nuevo el proceso en el sistema judicial, testificar, ver otra vez al criminal convicto y revivir todo el sufrimiento.

“Podrían surgir casos de violencia de género en los que mujeres han sido maltratadas, asesinadas y violadas y sus seres queridos tendrían que sobreponerse al dolor causado por un proceso que ya creían cerrado para intentar nuevamente que se les haga justicia”, expresó.

Desde hace 30 años, CPM ha acompañado a familias en casos de violencia de género que podrían salir nuevamente a la luz. A la coalición, le preocupa el riesgo de la seguridad y el bienestar de todas las víctimas de agresión sexual y violencia de género, así como por los procesos de revictimización y peligro a los que se expondrán las víctimas/sobrevivientes junto a sus familiares y seres queridos.