Puerto Rico vive una crisis energética

 

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

“Ni el nuevo Director Ejecutivo, ni el nuevo presidente de la Junta de Gobierno, ningunos de los dos que yo sepa tiene un alicate mágico que cuando lleguen a la entrada de las plantas de energía eléctrica todo va a quedar resuelto, las turbinas van a estar funcionando, los generadores también. Eso no funciona así cuando se abandona un equipo mucho tiempo tiene que comprar suministros, cambiarlo, toma, como poco, semanas y a menudo, meses resolver los problemas”.

Así reaccionó el profesor Agustín Irizarry, ex representante de los consumidores en la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), ante los cambios en la dirección ejecutiva de la Autoridad. La semana pasada, en medio de lo que ya no se puede negar como una crisis en la generación de energía eléctrica, tras la renuncia del presidente de la Junta de Gobierno de la AEE, el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia, nombró al miembro de la Junta, licenciado Fernando Gil Enseñat, como presidente. Mientras, el director ejecutivo Efrán Paredes fue sustituido por el ingeniero Josué Colón, quien ya había ocupado el puesto durante el cuatrienio de Luis Fortuño.

El profesor de ingeniería eléctrica en el recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico, expuso que el mantenimiento a las plantas generatrices es un asunto de todos los días, se tiene que tener una persona que sepa lo que hay que hacer y que se ocupe de dar seguimiento. Dio a conocer que cuando estuvo en la JG existía el Comité de Asuntos Técnicos, dirigido por el ingeniero Roberto Walker, de quien dijo hacía un trabajo estupendo. Este comité tenía que someter un informe con por menores respecto al estado de los sistemas por región a la JG todos los meses. Subrayó que si no hay gente capacitada en la JG para hacer ese trabajo es imposible hacerlo.

Agregó que habrá que ver cuánto personal le queda a la AEE y con qué personal cuenta el nuevo director para atender la situación. Irizarry trajo a la atención y aclaró que con el contrato a Luma se le pasó a esa firma la división completa de finanzas, por tanto, es a la privatizadora a la que le corresponde hacer las compras, aprobar los pagos a los suplidores de la AEE, por lo que se cuestionó si Luma está atendiendo las peticiones de las plantas.

En tono enfático censuró el que se haya querido dar la impresión de que Luma no es responsable de la situación cuando durante el pasado año a Luma se le pagó con el objetivo de que conociera y se preparara, pero Luma nunca se ocupó de tener a nadie al lado del jefe de generación, de jefes de distrito para cuando comenzara el 1 de junio.

El Plan Integrado de Recursos

El también miembro del movimiento Queremos Sol, dio a conocer que Luma le solicitó a FEMA (siglas en inglés de la Administración Federal para el Manejo de Emergencias), mil millones por encima de los $10 mil millones asignados para ejecutar el Plan Integrado de Recursos (PIR) de la AEE que incluye la transición hacia la energía renovable.

Apuntó que, aun cuando Luma ha dicho que va a impantar el PIR, no se ha visto que la privatizadora haya sometido un plan de actividades que evidencie que se está ejecutando un trabajo con fechas y objetivos que permitan alcanzar el PIR. Por el contrario, recalcó que Luma está comprometida con el gas metano. En esa dirección sentenció el que “si se estudia el contrato de Luma, si tuviera éxito, que no lo está teniendo, aun si lo tuviese Luma, tendríamos una compañía eléctrica del siglo XX bastante buena pero estamos en el siglo XXI, me interesa tener una compañía eléctrica del siglo XXI”.

Queremos Sol

En entrevista por separado, Adriana González Delgado, portavoz de la organización ambiental Sierra Club, de igual forma rechazó el que la situación de la AEE se resuelva con cambios en los ejecutivos. “Aquí el problema es uno sistémico de cómo se ha ido desmantelando la AEE pública, entendemos que lo de cambiar esas fichas es para distraer a la gente, la solución no es cambiar a la gente sino producir cambios estructurales de la gobernanza, de cómo obtenemos nuestro sistema eléctrico”.

Dio a conocer que la AEE se ha negado a la solicitud de Queremos Sol de entregarle documentación técnica de las generatrices, de lo que son las sub estaciones para poder hacer sus estudios técnicos. “Hemos solicitado insistentemente todo los detalles de lo que es la generación, distribución, para hacer el estudio de viabilidad de la integración del recurso solar en Puerto Rico, en los que probamos que se puede, con unos $ 9,600 millones de los fondos federales que ya vienen, crear cien por ciento de resiliencia en energía solar”.

En esa dirección expuso que la propuesta de Queremos Sol discrepa del PIR de la AEE dado a que se sigue utilizando combustibles fósiles a través del gas natural. “Sabemos que es posible retirar toda la generación con combustible fósil, primero, cerrando AES , luego Palo Seco y luego Aguirre y que las unidades restantes se utilicen pocas horas al año”. Observó que aunque el PIR promueve la energía solar, discrepan en cuanto al despliegue en amplios terrenos en lugar de utilizar los recursos que son los techos de los hogares, espacios como estacionamientos áreas grises, e infraestructura que no se pueda utilizar para otras cosas.

González Delgado dijo que, según se habla por la AEE, la reparación o reestructuración del sistema es a unos 10 años, por parte de Queremos Sol, señaló, entiende que el 75% de nuestra generación puede ser renovable y distribuida en un periodo de 15 años y que se puede proveer lo que se llama 100 x100 de resiliencia en los hogares para el 2035 con unos sistemas fotovoltaicos pequeños que reduzcan la vulnerabilidad, de las personas.

En tanto, el director ejecutivo de la organización El Puente-Enlace Latino, Federico Cintrón Moscoso, señaló sobre los continuos apagones primero que Luma es quien toma la decisión de qué unidades se prenden y qué unidades se mantienen apagadas durante los relevos de carga. “Hay unas acciones contundentes que se pueden tomar ahora mismo. Lo primero es fiscalizar la manera en que Luma está decidiendo a quién deja sin luz y por cuánto tiempo, a los distintos sectores. Esa información la tenemos fragmentada y dependemos de que siga siendo Luma la que nos diga, cuando el Negociado de Energía y el gobierno tienen la potestad de sacar esa información, darla al público y poder fiscalizar. Esa es una primera parte que se puede arreglar de inmediato”.

Además, sostuvo que Luma ha asignado menos dinero para el mantenimiento de las plantas para la generación. “Cuando estamos escuchando que la excusa sigue siendo el mantenimiento de las plantas cuando sabemos que han dejado de poner dinero en el mantenimiento, quien tiene el dinero para ese mantenimiento es Luma, aunque es el Negociado el que decide cuánto se le da, Luma está controlando cuándo y cómo se le va a dar mantenimiento a las plantas y, por tanto, esta controlando la manera en que se apaga los distintos sectores. El responsable directo al presente es Luma y por eso esa fiscalización se podría estar haciendo desde el gobierno y resolver los problemas de los apagones”, manifestó.

Cintrón Moscoso comentó que para mucha gente la percepción de la energía solar parece algo del futuro, pero Puente y Queremos Sol sabe que hay unos dineros que están asignados para la transformación energética y que ya se pueden poner en marcha para instalar sistemas fotovoltaicos, sobre todo a las personas más vulnerables, mediante un programa de instalación de sistemas fotovoltaicos con baterías en lugares determinados. Si la disposición estuviese por parte de la AEE- Luma se podría comenzar ya.

“Desde el Puente es importante que el pueblo se exprese, las organizaciones y colectivos estamos apoyando las manifestaciones creemos que este es un tema de vital importancia de derechos humanos y seguridad de la vida; exhortamos al público a que se exprese, que se queje por lo que está pasando y apoye las manifestaciones que se estarán dando”, cerró Cintrón Moscoso.

 

 

 

Artículo anteriorMiel que me das: “Mi jaragual”- Coro de Las traquinias de Sófocles
Artículo siguienteMirada al País: Activados en la defensa del cooperativismo