Reconocimiento a Alberto Mercado Monserrate

Por Socorro Millán Ferrer

Josefina Pantoja Oquendo

Especial para CLARIDAD

El Semanario CLARIDAD le hace esta entrevista al medallista de Oro y miembro del Salón de la Fama del Deporte Puertorriqueño Alberto Mercado Monserrate, como preámbulo al reconocimiento que le rendirá el Comité de Solidaridad con el Pueblo de Haití al dedicarle el Carnaval de Softball “Jugando por Haití II”, el próximo domingo 28 de abril en su querido pueblo de Cayey. La entrevista se hizo en la Casa Museo Alberto Mercado.

CLARIDAD: ¿De qué parte de Cayey es oriundo?

Alberto Mercado: Del Residencial Luis Muñoz Morales, muy cerca de aquí (refiriéndose a la Casa Museo), en el mismo pueblo. 

¿Quiénes fueron su mamá y su papá?

Benicia Monserrate y Francisco Mercado.

¿Cuántos hermanos y hermanas son?

Nueve.

Alberto Mercado en la Casa Museo en Cayey.

¿Qué edad tenía cuando comenzó en el boxeo

Empecé a los 12 años con Josué “Joe” Marrero. Al principio tenía la cara llena de dedos, hasta que aprendí. Al ver mi desarrollo él pronosticó que yo viajaría el mundo entero y no se equivocó. Gané todos los torneos en los que competí, pero luego entré a la Federación de Boxeo de Puerto Rico porque quería representar a mi país.

¿Quién presidía la Federación de Boxeo en esa época?

El presidente era Héctor Cardona.

¿Quién estaba a cargo de su entrenamiento una vez entró a la Federación?

Mi entrenador fue José Ramón Martínez, a quien apodaban el 747.

¿En qué pesos compitió usted

Competí en las categorías de Peso Mime, Mini Mosca y Peso Mosca. Esta es la categoría en la que competí para las Olimpiadas de Moscú.

¿Cuáles fueron los eventos del Ciclo Olímpico en los que participó?

Participé en un Mundial de Boxeo en Panamá, en el que gané medalla de Oro. También competí en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Medellín, Colombia en el 1978, donde también obtuve Oro. Luego vinieron los Juegos Panamericanos que se llevaron a cabo en San Juan, en el 1979 y tuve el orgullo de darle a Puerto Rico la primera Medalla de Oro que la delegación obtuvo en esos juegos. Finalmente llegué a las Olimpiadas de Moscú en el 1980, participación que marcó mi vida deportiva y personal para siempre.

¿Qué recuerda de esos Juegos Panamericanos del 1979 cuando obtuvo la primera Medalla de Oro para Puerto Rico en ese evento?

Recuerdo el recibimiento que me dio el pueblo de Cayey. (Contesta orgulloso mostrando una foto del evento en la Casa Museo en el cual es cargado en hombros por la multitud).

Mucha gente lo recuerda especialmente por su participación en las Olimpiadas de Moscú, donde junto a otros dos boxeadores fueron los únicos atletas que acudieron al evento, a pesar del boicot decretado por el presidente de Estados Unidos Jimmy Carter, debido a controversias relacionadas con el conflicto de Afganistán y la Unión Soviética. ¿Cuáles son sus memorias de lo que pasó? 

Yo no sabía nada de las razones por las cuales se había declarado del boicot. Yo sí sabía que era un atleta y no tenía por qué obedecer lo que decía Estados Unidos Quería representar a mi Patria en unas olimpiadas. Representé a todos los que se sentían puertorriqueños y a los que no también. Atletas de otras delegaciones no soportaron la presión y no fueron. Yo había participado en las eliminatorias y tenía el pase para Moscú, pero los políticos me martirizaron la vida, especialmente los del PNP ( Partido Nuevo Progresista). Abochornaron a mis padres, los amenazaron con sacarlos del Caserío. Hasta Don Luis A. Ferré me envió una carta a México, donde Don Germán me había enviado, junto con otros dos boxeadores, José Molina y Luis Pizarro, que también fueron a las Olimpiadas, para continuar el entrenamiento y sacarnos de la presión que nos estaban poniendo los que respaldaban el boicot. En la carta también me presionaba para que no fuera a la competencia, pero yo no me acobardé, aunque temía por lo que pudiera pasarle a mi familia. 

¿Qué pasó cuando llegaron a Moscú?

Los periodistas de todo el mundo estaban esperando y preguntaron cómo ciudadanos de Estados Unidos, proviniendo de una colonia, habían desafiado la determinación del presidente de no participar en las Olimpiadas. Les dije que yo era un atleta, no un político y que estaba allí para representar a todos los puertorriqueños.

¿Además de los otros dos boxeadores, ¿qué otras personas recuerda de esa gesta en defensa de la soberanía deportiva de Puerto Rico?

Estaba Don Germán, Tuto Marchand, Luis Bermúdez , el periodista de Claridad, Elliott Castro. Elliott me dio mucho apoyo, bromeábamos, salíamos juntos por las calles de Moscú. ¡Qué bueno es! (haciendo referencia a la frase con la que se ha identificado a nuestro querido compañero Elliott para la posteridad). También había un grupo de fanáticos de ATROPICO (organización cívica que acompaña a nuestros atletas dondequiera que hay competencias deportivas)

¿Fue usted nuestro abanderado en el 1980?

Cargué la mono estrellada. (dijo con emoción mientras nos enseñaba la foto que documentó el momento histórico)

¿Fue portador de la bandera boricua en alguna otra ocasión

Sí en el Festival Mundial de la Juventud en Cuba en el 1978.

¿Cuál fue el resultado de su participación en el Boxeo en las Olimpiadas?.

Desafortunadamente me dieron un cabezazo que me abrió la frente y pararon la pelea. Nadie me quita de la mente que fue mandado. Pero, la gente de Puerto Rico que estaba allí apoyándome y los de ATROPICO me cantaron La Borinqueña, todavía se me paran los pelos, y me llevaron para el Hotel para pasar el mal rato. 

¿Qué pasó a su regreso a Puerto Rico?

Yo hubiera querido seguir en el boxeo aficionado, pero necesitaba un trabajo para vivir. No fue fácil después de Moscú. Hablé con Héctor Cardona, pero me dijo que no tenía nada que ofrecerme. Entonces me fui para Estados Unidos y firmé profesional. Hice un poco de dinero, pero no fui muy precavido administrándolo.

¿Qué está haciendo ahora?

Desde hace varios años trabajo en el gimnasio de la Universidad de Puerto Rico en Cayey y cuando no estoy allí recibo a la gente que visita la Casa museo Alberto Mercado.

Si tuviera que escoger el momento de su vida deportiva que más satisfacciones le produjo y el más triste?

El que más satisfacción me dio fue cuando obtuve la primera medalla de Oro para Puerto Rico en los Panamericanos de 1979. Solo hubo dos medallas y las dos fueron del Boxeo, la primera fue la mía y la segunda de José Molina. El momento más triste fue cuando me eliminé en la primera pelea en Moscú, luego de recibir el cabezazo que me abrió la frente y no pude completar la gestión de conseguir la primera medalla de oro en unas Olimpiadas para mi país.

¿Cómo se siente con relación a la dedicatoria del Carnaval de Softball “Jugando `por Haití II” que le dedica el Comité de Solidaridad con el Pueblo de Haití?

Me siento contento y muy orgulloso de que la gente me recuerde y exhorto al público, especialmente a mi gente de Cayey, a que vaya al Parque Los Gemelos el domingo 28 para apoyar una causa justa y para que me vean lanzar la primera bola.

Nota: La Casa Museo Alberto Mercado está localizada en la Calle José De Diego, esquina Lucía Vázquez en el municipio de Cayey. Mercado tienen 58 años. Tiene dos hijas y un hijo. Se mantiene en buena forma física y cuenta con muy buen sentido del humor el que muestra en el recorrido que hace con quienes visitan su Casa Museo.