Recordando a Elliott

 

Por Javier Guaní Gorbea/Especial para CLARIDAD

En días recientes se cumplióuna década de la inauguración de los Juegos  Centroamericanos Mayagüez 2010, en un escrito que escribiré en las próximas semanas tocaré el tema de los Juegos, mis recuerdos y cómo esa experiencia me marcó. Sin embargo, hoy dedicaré este escrito a recordar la memoria del compañero Elliott Castro Tirado, quien este próximo jueves cumple tres años de haber partido del mundo terrenal pero cuyas enseñanzas, anécdotas y vivencias viven conmigo para el resto de mi vida.  Cuando pensé de qué manera haría este escrito podía haber seleccionado una variedad de maneras pero decidíescoger las 15 cosas que siempre recordaré de Elliott, las que más me impactaron mediante los 14 años que compartimos juntos. Estoy seguro que todo el que lo conocía y lea este artículo se sentiráidentificado con algo de lo aquícomparto, esto no tiene un orden  cronológico ni de importancia solamente son cosas que viví con  en él  y me impactaron.

  • Su alegría y optimismo– poca gente he conocido en mi vida que tuviera el optimismo de Elliott. Este siempre buscaba la manera de verle al lado positivo a cualquier situación y darle la vuelta, era una persona cuya alegría por vivir era contagiosa.
  • Su deseo de ayudar a los muchachos jóvenes y servirle de guía a los  que veníamos abriéndonos paso  en el área del periodismo deportivo. En el mundo del periodismo es raro que una persona de mayor experiencia y con esa trayectoria esté dispuesta a ayudarte, a abrirte puertas. Elliott siempre creyóen el potencial de los más jóvenes (lo hizo conmigo cuando me diola oportunidad de escribir en este medio cuando apenas tenía 20 años) y lo hizo con una serie de compañeros(as) que trabajando con él aprendieron en la marcha, ellos saben quienes son.
  • Su manera de transmitir los Juegos– Cuando Elliott narraba se iluminaba la pantalla, tu sabías que se estaba disfrutando el espectá Además de las frases icónicas como “se tiene que caer” y “qué bueno es” se convirtieron en parte del “argot”popular.
  • La manera que compartía con los fanáticos– Tu ibas a un juego con él y te tenías que preparar para estar por lo menos una hora adicional en el evento después  que se terminaba.  Este se quedaba compartiendo con la fanaticada,  la gente le pedía  fotos mientras Elliott le preguntaba de donde eran y que hacían con su vida; era algo increíble que uno tenía que vivirlo para entenderlo.
  • Su forma de contar anécdotas– Las anécdotas de Elliotttson legendarias  y todo el mundo que lo conoció tiene una pero, no había quien las contara con el dinamismo que él las decía, te hacia transportarte a la situación aunque no hubieras estado presente.
  • Su profesionalismo y organización – Se que el que me esté leyendo dirá¿organización? Pero pensémoslo pese a que sus métodos eran poco tradicionales, Elliott siempre iba a los eventos repleto de información aún cuando no conociera del todo el tema para el  que lo habían invitado. Su habilidad como lector voraz y sus ganas de seguir aprendiendo le permitían siempre ser el profesional perfecto.
  • Su pensamiento libre– Nunca estuvo  dispuesto a comprometer sus valores y su puertorriqueñidad por un trabajo. Desde antes de conocerlo recuerdo haberlo admirado por su activismo en luchas justas, sé que fue instrumental en que Tito Trinidad llevara a su pelea contra Oscar de la Hoya el mensaje de Paz  para Vieques, también colaboróen la lucha por la liberación de los prisioneros(as) políticos(as) y nunca se amilanócuando los gobiernos de turnos se ensañaron con intentos de destruir este periódico, por mencionar algunas.
  • Su habilidad de conciliar – Esto llama la atención si consideramos lo que acabo de escribir. Pero tenía la habilidad de diferir pero logrando entendidos con la gente.  Conozco mas de una ocasión donde su habilidad para calmar los ánimos o simplemente hacer entrar en razón a las partes hizo la diferencia en situaciones que se pudieron haber salido de control.
    9- Su lucha por la defensa del deporte femenino- Confieso que cuando lo conocíyo no tenía la madurez ni el entendimiento de la   importancia del deporte femenino, fue  mediante mis tertulias con él que fui aprendiendo del tema. En ocasiones me enviaba textos de artículos que encontraba del tema para que los leyera y me fuera ilustrando. Nunca conocía alguien que defendiera la equidad de género comoé
  • Su compromiso con CLARIDAD La Descarga  –Sin temor a equivocarme me atrevo a decir que a nivel profesional estos fueron los dos proyectos que más impacto tuvieron en  é  Ambas plataformas lo apasionaban y las dos le permitieron crear su propia voz y manifestar sus ideas sin ataduras y a su manera sé que en muchísimas ocasiones le ofrecieron más dinero por una exclusividad pero siempre decía “la columna de CLARIDAD no es negociable”.

 Su amor  por el deporte universitario- Pude haber escrito las Justas pero hubiera sido injusto. El amaba la LAI pues lo mismo se  gozaba el volibol, la natación o el atletismo. Nunca había visto una persona que año tras año se transportara a su vida universitaria. Siempre decía que ese era el evento más importante del año para el país.

  • Su compromiso con las comunidades más necesitadas. Por años Elliott coordinóun sinnúmero de actividades deportivas para comunidades de bajos recursos como La Perla, San José y muchas otras. Esto lo hacía de manera callada pero su aportación iba desde conseguir la persona que les pintara las cancha hasta dar charlas de por qué el deporte era una manera de salir hacia adelante y cómo ayudaba a transformar vidas.
  • Su férrea defensa de los Yankees – No había duda que su equipo favorito en el beisbol-que era el deporte que más le apasionaba- eran los Yankees de Nueva York. Su defensa del equipo a veces no tenía límites pero sus discusiones del tema con el compañero Norman H. Dávila en La Descarga lograron crear momentos épicos en la radio puertorriqueñ
  • Su amistad- Jamás conocía nadie que tuviera algo malo que decir de Elliott, todo lo contario, todo el que lo conoce me hablaba del impacto tan profundo que tuvo en su vida.
  • Su amor de Padre- no había duda que Elga y su nieta Elena eran la prioridad en su vida. Pero hoy hablaré de mi experiencia. Por alguna razón que desconozco Elliott vioalgo en mi y me tratócomo a un hijo, me cuidóy me protegió. Al día de hoy en muchísimos sitios todavía me dicen “ese es el nene de Elliott”, es un honor que no merezco pero que aceptocon mucha humildad en reconocimiento a  la persona que se desviviópara que yo hoy pudiera estar escribiendo esta columna.

Dice una vieja canción que “cuando un amigo se va deja un espacio vacio”, pero cuando esa persona deja la huella que dejó Elliott Castro  nunca se va por que vive en todos a los que impactó.

Que bueno es y serás por siempre Ellliott y gracias por las memorias.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.