Rossana Rodríguez Sánchez Una nueva voz boricua en la política de Chicago

Por la Redacción/CLARIDAD

l igual que en otras ciudades de Estados Unidos, el Concejo de la Ciudad de Chicago es un organismo con notable poder para decidir las políticas y estrategias que persigue e implanta el gobierno de la importante ciudad, y su alcalde o alcaldesa. Es el organismo representativo por excelencia de las distintas comunidades que allí cohabitan y reciben el impacto de los aciertos y desaciertos en las decisiones de política pública municipal.

En ese escenario, la boricua Rossana Rodríguez acaba de hacer historia en el Distrito 33 de Chicago, con su elección para representar a esta comunidad diversa y mayoritariamente integrada por inmigrantes de diversos orígenes. No solo ella es la primera persona puertorriqueña y latina en alcanzar ese logro, sino que para hacerlo, tuvo que derrotar a la concejala incumbente, Deb Mell. Esta es hija de Richard Mell, un reconocido político de Chicago que representó ese mismo Distrito 33 en el Concejo Municipal por 37 años. Entre ambos, padre e hija, habían representado el Distrito 33 por 45 años consecutivos.

Rossana ganó por solo 13 votos, en una reñidísima contienda en la que contó con un apoyo masivo de su comunidad de Albany Park y de la organización Democratic Socialists of America, a la que pertenece. De esta organización salieron 5 de los nuevos concejales ganadores por distintos distritos de Chicago en esta pasada elección. 

Asumirá su cargo el próximo 20 de mayo, con una plataforma claramente articulada sobre los objetivos de proteger los derechos de los inmigrantes, combatir el desplazamiento comunitario desmedido, y luchar por vivienda asequible y rentas razonables para los residentes de familias trabajadoras en su distrito y la ciudad.

¿Quién es Rossana Rodríguez Sánchez, y cuál es su trayectoria? 

Ser organizadora comunitaria le viene de sangre a Rossana, nacida y criada en el Barrio Mariana de Humacao, de una familia de líderes y activistas comunitarios allí. Desde pequeña aprendió que la organización desde la base es la mejor herramienta en la lucha por los derechos básicos de personas y grupos, y así lo ha aplicado a su trabajo comunitario en Chicago.

Graduada de bachillerato en Educación en Drama de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, y con una Maestría en Teatro Aplicado de la Universidad de Manchester en Inglaterra, Rossana Rodríguez trabajó como maestra de teatro en el sistema de educación pública de Puerto Rico por algunos años, hasta que fue cesanteada como resultado de la Ley 7 del 2009. Sin trabajo en Puerto Rico, aceptó la oferta para dirigir un grupo de teatro comunitario de jóvenes en Chicago. Desde entonces, esa ciudad y su vecindario de Albany Park se han convertido en el escenario de sus esfuerzos de organización comunitaria. Rossana ha sido una reconocida activista en las luchas por los derechos de los inmigrantes y en favor de los inquilinos desplazados por el avance desarrollista. Para ello, ha luchado junto a una amplia red de maestros, activistas comunitarios y vecinos que formaron su comité de campaña. Sin embargo, nunca olvida sus raíces en la Isla y mantiene un contacto estrecho con su familia y comunidad en Puerto Rico.

Sus esfuerzos de más de una década continua de activismo comunitario rindieron frutos en esta elección sorpresiva, que parece ser la oportunidad de una carrera política impactante para esta joven y comprometida boricua en Chicago.