Se complica el panorama para las víctimas sobrevivientes

 

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquez@claridadpuertorico.com

UTUADO-El Centro Alas Utuado, de la Fundación Alas a la Mujer, ha brindado apoyo psicosocial, legal, educativo y económico a mujeres víctimas de violencia de género, agresión sexual o pobreza en ese municipio y sus pueblos limítrofes por los pasados 6 años.

Las oficinas principales de la Fundación están ubicadas en el área de San Juan. Ally García Morales, coordinadora y trabajadora social de Alas Utuado, informó que atienden además a personas de Lares, Adjuntas y Arecibo. Este último, es uno de los municipios con más casos de violencia de género durante el 15 de marzo al 6 de mayo, después de San Juan y Bayamón. Para la misma fecha se reportaron 49 casos en Utuado.

García mencionó que para mediados de mayo se reportaron alrededor de 20 casos de violencia de género en Utuado. Al comunicarnos con la Sala Especializada en Violencia de Género en el Centro Judicial de Utuado para corroborar la cifra ofrecida por García, CLARIDAD fue remitido a la Oficina de Prensa de la Administración de Tribunales.

En atención a nuestro pedido fueron compartidos los siguientes datos sobre las solicitudes de órdenes de protección y órdenes de protección ex parteemitidas al amparo de la Ley Núm. 54-1989 para la prevención e intervención con la violencia doméstica en la Región Judicial de Utuado. Durante el periodo comprendido entre el 16 de marzo al 9 de junio de este año fueron solicitadas un total de 40 órdenes de protección y 24 solicitudes de órdenes de protección ex parte.

Alas Utuado ha mantenido comunicación con albergues e identificado las agencias que están reabriendo y ofreciendo servicios de manera remota. García indicó que actualmente trabajan en el proyecto Alas de la Mujer de la Montaña, asignando trabajadoras sociales a los pueblos de Jayuya, Lares y Adjuntas y que están ofreciendo servicios de manera remota.“Al momento estamos coordinando para poder ofrecer a las participantes las herramientas que necesitan, como artículos de primera necesidad, alimentos, también orientación, pero sobre todo, apoyo psicosocial, que es bien importante en estos momentos por los que las víctimas de violencia de género están pasando”, dijo García.

“Hay algunas víctimas que está viviendo con los agresores, otras tienen situaciones de vivienda, que antes de que esto pasara estaban haciendo algún tipo de gestión para obtener los beneficios del Gobierno. Tras quedar en pausa todas las gestiones, ellas quedan descubiertas de todos los servicios básicos que ameritan. Esa es la mayor preocupación que han tenido en este momento. De cómo van a suplir sus familias, cómo van a continuar haciendo estas gestiones. No tienen una vivienda segura, de ahí la incertidumbre, la ansiedad. Se complica el panorama para las victimas sobrevivientes”.

A pesar de las dificultades, Alas Utuado ha podido continuar brindando sus servicios y orientando de manera remota sobre planes de seguridad y escape en el caso de que aquellas víctimas que están viviendo bajo un mismo techo con sus agresores. García especificó que varias de las participantes perdieron sus trabajos. Esta ha sido una de las necesidades con las que Alas Utuado ha podido trabajar durante la cuarentena.

“Ahora mismo trabajamos mucho con OPDH (Oficina para la Promoción y el Desarrollo Humano). Ellos están ofreciendo servicios de manera remota y hemos podido conectarls. Ahora mismo tengo a una de las participantes que está cogiendo un taller para poder emprender su negocio y llevarla a que pueda realizarse y tratar de buscar ese factor económico dentro de la situación”, explicó García.

Alas Utuado está tratando de identificar alternativas en este momento en que es limitado el recurso económico  y buscando vincular esas alternativas con la oportunidad de emprender y trabajar en el área de recursos económicos. También está en proceso de establecer el protocolo de seguridad y comprar materiales de protección para comenzar a ofrecer sus servicios en su sede ubicada en la calle Dr. Cueto #92.

Desde marzo, se pidió a la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, que se creara un task forcesocial para atender los problemas sociales como violencia, pobreza, hambre en medio de la emergencia del coronavirus. Eso no ha sucedido. No importa que sean menos que el año pasado para la misma fecha, los casos de violencia de género  siguen en aumento y la cuarentena no ha terminado.