></img></div></div>
	<div class=
Inicio Nación Noticias Se recrudece la violencia de género

Se recrudece la violencia de género

 

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Mientras la violencia de género y los feminicidios se incrementan, una juez no encuentra causa probable para un imputado de feminicidio y el Departamento de Educación demora la implementación de un currículo con perspectiva de género,

De acuerdo con la organización independiente Observatorio de Equidad de Género, desde enero hasta finales de septiembre, 40 mujeres habían sido asesinadas: 33 asesinatos íntimos y 7 indirectos (muertes violentas como consecuencia de actos de venganza, tráfico de drogas, robos y otros). A esa fecha también se contaban 41 intentos de feminicidios, 34 contra mujeres mayores de edad y siete contra niñas.

A la luz de estas estadísticas, hace un mes, la Mesa de Trabajo por una Perspectiva de Género le urgió mediante carta y exhortación pública al gobernador Pedro Pierluisi que se implemente ya el Currículo para la Equidad con Perspectiva de Género. La doctora Sara Benítez Delgado, portavoz del Movimiento Amplio de Mujeres (MAM), confirmó en entrevista que hasta el momento no han recibido respuesta por parte de La Fortaleza, aunque sí saben que la carta fue referida al Comité PARE (Comité de Prevención, Apoyo, Rescate y Educación de la Violencia de Género), creado mediante orden ejecutiva en enero de este año.

Respecto a la petición de la Mesa de Trabajo, Benítez Delgado expuso que la percepción que tienen es que hay un poco de indolencia por parte del Gobierno y que el plan de PARE no se está realizando como se supone que lo hagan. Precisó que una de las cosas que ha establecido el plan es que el currículo de perspectiva de género se incorporara por parte del Departamento de Educación (DE) en este semestre; pero no ha pasado y no parece que vaya a pasar para el próximo.

“Así que nosotras, que tenemos experiencia en otras instancias en las que se ha promovido la perspectiva de género, esto nos lleva a pensar, al Movimiento Amplio de Mujeres, que va a pasar el tiempo, como pasó con la administración de Alejandro García Padilla, que estuvieron trabajando y no lo implantaron al final de cuatrienio. Esto apunta a una repetición de la historia”.

Contrastó que mientras el Gobierno se demora en la implementación del currículo, la situación se sigue agudizando, a la vez que hay una mayor conciencia de parte de la ciudadanía. Desde las comunidades incluso hay un movimiento en los medios de comunicación impulsando la perspectiva de género como una herramienta para su trabajo y para buscar la equidad. En tanto, el Gobierno está atrás.

En entrevista por separado, la profesora Loida Martínez Ramos, de la Mesa de Trabajo y representante en PARE, confirmó que el Comité de Perspectiva de Género de PARE tuvo varias reuniones con el DE durante los meses de verano y que esperaban que al inicio del semestre se les daría continuidad a los trabajos, “pero parece ser que el DE no ha puesto eso como prioridad”.

Comentó que ha escuchado declaraciones del Secretario interino del DE, de que piensa iniciar algunas cosas del currículo en enero. Martínez Ramos, señaló que el DE debe aprovechar la revisión del currículo, que por mandato de ley federal se supone inicie en meses próximos, para incorporar de una vez el currículo con perspectiva de género.

Un mensaje equivocado

Como un mensaje equivocado y un ejemplo de la falta de educación sobre la perspectiva de género, calificaron las feministas el hecho de que la jueza Yazdel Ramos Colón, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, no encontrara causa para juicio contra un hombre imputado de asesinar a Nilda Álvarez Lugo. El asesinato ocurrió en noviembre del 2020 en su apartamento en medio de un robo.

La decisión de la juez dejó sorprendidos tanto a los fiscales del caso como al mismo Secretario del Departamento de Justicia y a la ciudadanía. La fiscalía presentó a 19 testigos, 51 piezas de evidencia, entre ellas prueba pericial y una confesión. Según la jueza, se necesitaba prueba científica para conectar al imputado con la escena.

Para Benítez Delgado, la determinación de la jueza envía un mensaje equivocado y sigue poniendo en precariedad la confiabilidad de las personas en el sistema de justicia del país. En esa dirección, dijo que si se compara los casos de hombres acusados de asesinatos de mujeres con los casos de mujeres acusadas de asesinatos de hombres, en los casos famosos de mujeres la ventilación ha sido para impulsar que la mujer sea encontrada culpable.

“La Rama Judicial, igual que todas las demás ramas, tiene que ser transparente y tiene que rendir cuentas. Y en estos momentos necesita hacer esa rendición de cuentas que dijo que iba hacer la juez administradora. Es importante, porque seguimos viendo estos casos en que no nos cuadra la justicia, causan preocupación”, declaró Benítez. Destacó que ello representa peligro para la democracia y el cómo la gente se siente si no está segura de tener justicia en este país.

Por su parte, Martínez Ramos argumentó que el caso, más que nada, ejemplifica la necesidad que tiene el sistema de justicia en general de capacitarse mucho más en el asunto de los feminicidios desde una perspectiva de género. En referencia a todo el andamiaje gubernamental señaló que se puede tener un currículo que abarque todos los elementos de la perspectiva de género, pero que si no hay involucramiento y concientización de quienes se suponen lo implanten, “la cosa es letra muerta”.

 Amor no es igual a dolor

En entrevista por separado, la doctora Kevia Calderón Jorge, presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico (APPR) destacó que con todos los eventos experimentados en la isla en los últimos cuatro años —huracanes, terremotos, pandemia— ha habido un aumento en los casos de violencia de género.

“Es una situación que venimos trabajando hace muchísimos años, que no hemos logrado erradicar, que no hemos logrado eliminar; pero que cuando ocurren situaciones como las que hemos vivido, que afectan las condiciones laborales, las estructuras familiares, las condiciones de vida, incrementan este tipo de situación. Así que definitivamente lo que estamos viendo hoy es un reflejo de todos los estresantes y todas las crisis que hemos estado arrastrando como país”.

En atención a esta situación, el Comité de Prevención de la Violencia de la APPR estrenó el 2 de octubre la campaña Amor no es igual a dolor a través de su página de Facebook. Una de las características que tiene la campaña es que cuenta con la participación de mujeres que han sido sobrevivientes de violencia de género, lo que aporta conocimiento desde la vivencia además de conocimiento científico. “Tenemos mucho entusiasmo con esta campaña porque queremos que la gente comience a cuestionarse el porqué. Hay una realidad y es que la violencia de género se sigue perpetuando porque seguimos llevando a cabo patrones que normalizan la violencia en las relaciones y que la gente no se cuestiona. Muchas veces le podemos decir a una persona que eso es una relación de violencia, que no está bien. Hay gente que no lo ve, si no hay una agresión física evidente, no hay agresión. Tenemos que problematizar y crear conciencia y movernos a otra visión y otra forma de ver las cosas”.

La psicóloga señaló que uno de los aspectos más difíciles que la Asociación ha estado manejando como principal en estos últimos años es la de tratar que los medios de comunicación lleven el mensaje sobre la violencia de género sin exacerbar la animosidad, ya que entienden que si los medios no manejan la información de manera adecuada se está creando otra problemática y fomentando lo que se está criticando, que es la violencia. Aunque dijo que la campaña en ese sentido no tiene ese punto focal, sí dijo que han sido lo suficientemente cuidadosos para que lo que salga de la campaña se lleve de una forma adecuada y que la información que salga sea aquello que se necesita que la gente pueda recoger: “Una de las cosas que queremos que la gente pueda recoger es llegar al diálogo y a la reflexión crítica acerca de estos temas y cómo en Puerto Rico hemos trabajado con la problemática de la violencia y la prevención”.

Los profesionales de la psicología también abogan por que finalmente se logre el currículo con la perspectiva de género, que “va más allá de lo que la gente cree, que piensa que estamos hablando de homosexualidad. No, aquí estamos hablando de equidad, de respecto, de derechos humanos y que se comienza por las escuelas. Pero no puede quedarse en las escuelas, esto es algo de conciencia de pueblo y en eso esas batallas han sido arduas, han sido difíciles y todavía las estamos dando. Hay muchas cosas todavía que atender”.

Calderón Jorge coincidió en que en el caso de la juez que no encontró causa para juicio contra el imputado de haber asesinado a una fémina, este tipo de episodio, se envía un mensaje de impunidad.

“La realidad es que se da la falsa impresión de que cometer un acto de esta naturaleza pueda quedar impune. Es importante que se pueda llevar la información y acciones correctas para llevar el mensaje de que es un delito y que sí se debe castigar y que sí se deben tomar acciones”. Reparó que es en este tipo de situaciones donde los medios de comunicación deben ser cuidadosos de cuál es el mensaje que van a llevar debido a que si es uno de impunidad va a haber personas que van a creer que “si no pasa nada, hago o dejo de hacer. Incluso las víctimas pudieran caer en la desesperanza, de yo no denuncio, yo no tomo acción porque al fin y al cabo no va a pasar nada, y eso no puede ser, eso es inaceptable”.

 

 

Traducir»
Exit mobile version