Senado admite su error sobre las cenizas

Por Internews Service

Activistas del Campamento contra las cenizas de Peñuelas destacaron como otro logro de la lucha en contra de la empresa AES y sus residuos tóxicos de carbón la aprobación unánime en el Senado del Proyecto 1221, que prohibiría definitivamente el depósito y disposición de cenizas de carbón en los vertederos, “incluyendo cualquier mezcla” de los desechos.

El proyecto enmienda “la controversial Ley 40, aprobada por el mismo cuerpo legislativo en el 2017 y que permitió que continuara el depósito de cenizas tóxicas en los vertederos de Peñuelas, luego de unos polémicos cambios hechos a la medida por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares”, recuerda Yanina Moreno Febres, portavoz de la organización peñolana.

“Hace años les presentamos evidencia científica a los legisladores sobre la peligrosidad y toxicidad de las cenizas. Los expertos advertían que era cuestión de tiempo para que los acuíferos se contaminaran, como ha pasado en varios lugares en Estados Unidos. Y sólo cuando el daño al agua subterránea en Guayama es un hecho, entonces dicen ‘cometimos un error’, y nos dan la razón”, agregó.

Sin embargo, la líder ambiental reafirmó que el proyecto aprobado no resuelve el problema.

“La aprobación de este proyecto es sólo otro paso más en nuestra lucha, pero todavía quedan sobre dos millones de toneladas de cenizas enterradas en 14 pueblos de la isla, con la amenaza al ambiente y a la salud que esto conlleva”, explicó Moreno.

Mientras, José M. Díaz Pérez, también del Campamento, explicó que la persistencia de la lucha contra la AES y las cenizas ha tenido varios logros.

“Pudimos detener el depósito de cenizas en los vertederos y obligar a la AES, hace más de un año, a sacar las cenizas fuera de Puerto Rico, y eso no fue gracias a los legisladores. Fue gracias a la lucha en la calle en contra de las decisiones de la mayoría de senadores y representantes, y del atropello del gobierno”, resaltó el activista.

Añadió que “es un logro el cambio de posición del Senado, pero se nos hace difícil olvidar que cuando el gobernador realizó 18 operativos de la policía para proteger y escoltar los camiones de cenizas tóxicas de AES, arrestando y arremetiendo contra los manifestantes y residentes de Peñuelas y Guayama, la mayoría de ellos no dijeron nada”.

El líder comunitario enfatizó que la lucha aún no ha terminado: “Hay que presionar para que los representantes y el gobernador endosen el proyecto aprobado en el Senado, con unas enmiendas que vamos a someter. Además, nada se ha dicho de la responsabilidad de la empresa carbonera sobre el envenenamiento de nuestro ambiente y el efecto perjudicial en la salud de los vecinos de sus instalaciones. Esa empresa no puede quedar impune y hay que sacarla de nuestro país”.