Severino: “Nadie merece que le fabriquen un caso”

Carlos Severino en entrevista con CLARIDAD 2016. Foto Alina Luciano

 

CLARIDAD

ccotto@clarridadpuertorico.com

Tras enfrentar un proceso judicial que tomó cinco años, del cual fue absuelto de todos los cargos y declarado no culpable, el exrector del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), doctor Carlos Severino Valdés, expresó que era importante sacar enseñanzas de ese atropellante y abusivo proceso para que la situación política y el país mejoren.

El pasado 21 de septiembre, el juez del Tribunal Superior de San Juan Aldo González absolvió de todos los cargos y declaró no culpables al doctor Severino Valdés y al expresidente de la Universidad, el doctor Urayoán Walker Ramos.

“Lo primero que tengo que decir es que hay que hacer una reflexión en cuanto a la responsabilidad social que tienen los grandes medios de comunicación. Los grandes medios de comunicación, por el afán de lucro, tienen que tener extremo cuidado en no dañar tan rápido y de forma tan somera la reputación de una persona. A la primera información que huela a sangre, destruyen a cualquiera”, expresó en entrevista.

El primer docente de evidente raza negra que adviene a la rectoría del primer recinto de la UPR compartió sus sentimientos de que “hay que tener mucha entereza para uno poder mantenerse ante eso. Y cuesta mucho hacer una reputación para que en unas horas unos medios de comunicación irresponsables logren destruirla. El rol social de los medios es un tema que hay que discutir mucho en este país, nadie tiene derecho a eso”. Antes de ser rector, el doctor en Geografía Política fue decano de la facultad de Ciencias Sociales del recinto.

Hay que recordar que las acusaciones contra el profesor fueron presentadas y ventiladas por un conocido miembro del Partido Nuevo Progresista (PNP) con amplio acceso medios de comunicación e incluso a un programa de radio diario.

El doctor Severino Valdés hizo la advertencia de que el país tiene que estar muy alerta con grupos de personas políticas que utilizan las instituciones del Estado para perseguir a otras personas. “Esto tiene que ser discutido y tener conciencia de que, si bien hubo un pasado con las carpetas, ahora hay que buscar la manera de eliminar del escenario cualquier intento de fabricar un caso por razones políticas. Ni por ninguna razón. Nadie merece la fabricación. Aquí se utilizó todo el aparto de investigación del Estado”.

En su empeño por buscar razones para las acusaciones, la Oficina del Contralor, la Oficina de Ética Gubernamental, el Departamento de Justicia, la Oficina del Fiscal Especial Independiente y hasta el Senado, dominado por el PNP, llevaron a cabo investigaciones. Incluso el Negociado de Investigaciones Especiales hizo dos allanamientos en la UPR para ocupar los correos electrónicos institucionales del exrector y del expresidente. Por parte de la administración universitaria hubo dos investigaciones, en las que se concluyó que no hubo ningún acto irregular relacionado con la otorgación de las Becas Presidenciales.

“Todo eso, finalmente, para presentar un caso sin prueba, porque ahí no había prueba de ocurrió nada de lo que alegaban había ocurrido. Esa es una reflexión desde el punto de vista del uso de fondos públicos y de instituciones públicas para perseguir. Nosotros tenemos que fortalecer las instituciones, la democracia porque se nos va la vida a todos. No es posible que un grupo de personas malsanas, por fanatismo político, utilicen estas instituciones para maltratar y perseguir a otras que sus ideas no les son de agrado”.

La calidad de ser humano y excelente profesor que es Severino Valdés quedó demostrada durante todo el tiempo que duró la situación. Este reconoció que nunca vio ninguna actitud negativa de parte de los estudiantes. “Aunque hubo personajes importantes en esta trama, alguien que usa su micrófono hizo un llamado a los estudiantes para que no me aceptaran. Todo lo contrario, al revés, los estudiantes fueron un gran apoyo. Yo pensaba que nadie después de la acusación iba querer que le hiciera una carta de recomendación y a las pocas semanas había gente pidiéndome cartas, fotos, ¡se sacaron fotos! Y, de hecho más cartas de recomendación, que nunca antes de estos últimos cinco años, así que el apoyo ha sido bien bonito”.

Foto cortesia: Pedro Adorno

Sobre su acompañante en el proceso judicial, el exrector comentó que antes de este incidente, su relación con Walker Ramos era una enteramente profesional. La primera vez que recibió una llamada del presidente fue para preguntarle si estaba dispuesto a ser nominado como rector. “Al traspasar juntos esta patraña de arriba abajo, puedo decir con conocimiento que es una persona noble”.

CLARIDAD intentó entrevistar también al expresidente Walker Ramos, pero no fue posible.

Artículo anteriorRicardo Santos: “La alternativa que tiene el pueblo es la calle.”
Artículo siguienteLas cenizas afectan la calidad del agua