“¡Si nos cierran los recintos le cerramos Fortaleza!”

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquez@claridadpuertorico.com

La primera de una serie de acciones dirigidas a exigir a que la Junta de Control Fiscal, el Gobierno y la administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR) desistan de las medidas impositivas que afectarían la educación postsecundaria en Puerto Rico tuvo lugar el pasado viernes 8 de noviembre frente a la fortaleza.

Esta actividad fue convocada por un frente unido en defensa de la UPR luego de que a finales del pasado mes de octubre el presidente de la UPR, Jorge Haddock Acevedo, expresara públicamente que la universidad no toleraría el recorte de $71 millones pautado para el año fiscal 2020-2021 según el Plan Fiscal UPR.

Allí se dieron cita la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), la Confederación Estudiantil Nacional (CEN) y la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), quienes conforman el frente unido en defensa de la UPR. Además de otras organizaciones solidarias con la UPR.

Aunque se trató de una manifestación diversa que incluyó los reclamos tanto del personal docente como el de los no docentes, para efectos de este escrito nos centramos en las expresiones de 5 estudiantes del sistema UPR sobre dicha situación. A continuación lo que dijeron.

Maya Rodríguez, portavoz del Movimiento Estudiantil en Río Piedras:

“Yo pienso que la manifestación estuvo excelente. Se estiman entre 1000 y 1500 personas que estuvieron activas durante las tres horas que estuvimos en Fortaleza. Es evidente que la gente está cansada de que nos sigan quitando la universidad del pueblo. Los mensajes de estudiantes fueron casi todos de los 8 recintos que están bajo amenaza de cierre. Eso es un indicativo de una lucha nacional, de una lucha por la UPR en su totalidad, no solo los recintos grandes”.

Rady Lugo, secretario general de la CEN y estudiante en Ciencias Médicas:

“La manifestación fue un éxito. Cuando lo planificamos no pensamos que iba a llegar la cantidad de personas que llegó allí ni que se iba a dar tan activa como se dio y es la primera de muchas manifestaciones que sabemos que la comunidad universitaria está bien dispuesta a manifestarse porque la indignación es demasiada y la universidad no aguanta tanto maltrato. Ya vimos las expresiones de la gobernadora que denotan que no le importa en absoluto la UPR y despacha el tema diciendo que los recortes son inevitables y que hay que hacer ajustes como se han hecho en todo el gobierno. Cuando en realidad sabemos que hay contratos para los hijos talentosos y los ajustes son a la universidad y a los sectores mas desaventajados que somos los mas que sufrimos todas estas medidas neoliberales impuestas por la Junta de Control Fiscal. Como estudiantes lo que nos queda es la calle. Con las expresiones de las gobernadora ya tenemos claro que ni la administración universitaria ni el gobierno van a hacer ningún tipo de gestión para mejorar la situación fiscal y económica de Puerto Rico”.

Michelle Báez Ortiz, estudiante de la UPR Utuado en Agricultura Sustentable:

“Realmente él [Jorge Haddock] está ahí dando cara para un gobierno y una politiquería barata. Nunca estuvo consciente de las necesidades del pueblo y de la educación publica del país. Está cumpliendo con unos objetivos que no son los que el predica, son mas bien objetivos políticos y nada de educación accesible”.

“Siendo el mas pequeño, con menos estudiantes y con menos presupuestos, el recinto de Utuado sería el primero en ser cerrado si pasa algo. La propaganda que se le da a los recintos y más a Utuado es malísima porque las personas piensan que el recinto ya está cerrando. No hay oferta y demanda cuando eso sucede porque la gente está enajenada de lo que está pasando en Utuado”.

“Desde mi perspectiva vamos creciendo en Agricultura Sustentable y lo que es Tecnología Agrícola, pero lamentablemente por culpa de toda esta propaganda no se nos da el espacio para nosotros crecer como

 

recinto porque simplemente nos dejan como si fuera nuestra culpa y diciendo ustedes se tienen que salvar y hacerlo por ustedes cuando hay otros recintos que tienen muchos recursos para poder mejorar y el recinto de Utuado lo dejan a un lado y se olvidan de darle recursos mas allá de económicos porque esos no son los únicos recursos que necesita un recinto para poder subsistir”.

“Esta lucha no se acaba. La UPR se tiene que defender. La educación pública y accesible para la montaña y los campos siempre debe estar”.

Sebastián Díaz, estudiante de UPR Cayey:

“La manifestación fue exitosa y me atrevo a decir que no se veía una manifestación tan llena (que fuera convocada solo desde la universidad) desde la marcha que se convocó antes de la huelga, que comenzó en el Capitolio y terminó en la Fortaleza. Esta manifestación del pasado viernes fue el comienzo de una jornada de lucha en defensa de nuestra universidad y de nuestros recintos. Los ánimos que se sentían en la noche eran ánimos de esperanza y de una juventud dispuesta a defender su educación sin miedo alguno. Además, se da en una coyuntura histórica particular, pues hemos visto como en los últimos meses los pueblos latinoamericanos se han levantando en defensa de la vida digna, la educación y la salud. Siendo las y los jóvenes los que han comenzado las jornadas de lucha en sus respectivos países. Creo que en nuestro país está comenzando a ocurrir lo mismo, pues nuestra manifestación era sobre los reclamos educativos, pero se unieron otros reclamos como el aumento en el salario mínimo, la oposición al nuevo código civil, la importancia de la agroecología y la soberanía alimentaria presentando por lxs compañerxs de UPR Utuado; y los reclamos de los compañeros de la UTIER por mejores condiciones en sus espacios de trabajo”.

“En cuanto a la situación de las becas y la certificación 4 es lo mismo que esta ocurriendo en todos los recintos. El semestre se esta acabando y el estudiantado sigue esperando por la notificación de quienes recibirán tal beca. Con respecto a las becas por mérito, se han ido estudiantes de los equipos deportivos o del coro al no recibirlas. Todos los recintos están pasando por lo mismo”.

Valeria Camacho Herrera, estudiante de UPR Humacao:

“Considero que es importante hacer este tipo de movimientos y unirnos como un solo cuerpo para luchar por nuestra Universidad. Fue muy emotivo ver estudiantes y profesores apoyando la causa. Es importante dejarle saber al Gobierno y a la Junta que ya basta de tantos atropellos. Es necesario reconocer la importancia de la educación en nuestro país y es indignante ver la poca prioridad que le demuestran”.

“Sobre los recortes pues se contempla el cierre del recinto, aumento de matrícula que afecta a estudiantes que no reciben beca y a los que las reciben igual. Se quedarían más estudiantes fuera del sistema UPR. Los empleados y profesores podrían perder sus empleos. En el caso de que ocurra el cierre de recintos, muchos estudiantes no cuentan con los medios necesarios para moverse a otra universidad”.

“Es importante luchar por todo lo que está ocurriendo. No tan solo por nuestro futuro, sino por todas las futuras generaciones que merecen una educación de calidad”.