Sin contacto con los estudiantes de Salud Pública

 

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquez@claridadpuertorico.com

Abro una ventana nueva en el navegador. Escribo pruebas covid. Aparece el siguiente mensaje “Stay home if you feel unwell. If you have a fever, cough and difficulty breathing, seek medical attention and call in advance. Follow the directions of your local health authority”. Las respuestas se tornan en nuevas dudas.

Ya sabemos que el manejo de la emergencia del COVID-19 por el Departamento de Salud y el Gobierno, en general, ha sido un desastre. En una nueva pestaña escribo rastreo COVID-19 puerto rico. Al marcar “News” el primer resultado es nuestra primera plana de hace dos semanas. Los siguientes resultados son la típica noticia de los millones que van a enviar los federales, los municipios haciendo de tripas corazones para bregar con la pandemia y que seguimos sin rastreo de contactos. He aquí el asunto del que partimos para lo que sigue.

El 23 de marzo de 2020 los Estudiantes de la Escuela Graduada de Salud Pública, Recinto de Ciencias Médicas, recibieron un correo electrónico de parte de la profesora Dra. Linnette Rodríguez en el que se les anunciaba que el Taskforce estaba solicitando estudiantes voluntarios para apoyar al Departamento de Salud en el seguimiento de los pacientes positivos (contact tracing) que son enviados a los hogares.

Los estudiantes interesados debían comunicarse con la profesora. La idea consistía en mantener actualizados los datos de los pacientes no hospitalizados. El seguimiento se haría vía telefónica y los datos serían compartidos con el Departamento de Salud, según el protocolo que ellos establecieran.

Sobre 500 personas llenaron la solicitud para hacer el voluntariado. Además, el Departamento de Salud necesitaba voluntarios para trabajar en sus instalaciones haciendo data entry de los formularios utilizados para investigar los casos sospechosos de COVID-19 (case report forms), según anunció la profesora a sus estudiantes mediante otro correo electrónico.

Hasta el domingo 17 de mayo, el Departamento de Salud no se había comunicado con los estudiantes de la Escuela Graduada de Salud Pública. El primero de mayo, la periodista Valeria Collazo compartió esta información en su cuenta de Facebook. Señalaba que el Departamento de Salud solo contaba con 21 empleados para hacer el rastreo. Pero es que, como le decía un cibernauta a Collazo, al parecer a través de la mensajería de la red social, “…no solo hay 21 personas disponibles para llevar a cabo el contact tracing, somos un batallón de 500+. Pero Salud nos tiene en el limbo”.

CLARIDAD pudo hablar con un estudiante de la Escuela Graduada de Salud Pública y conocer su opinión sobre la forma en que el Departamento de Salud ha atendido esta situación.Juan José de Jesús Oquendo, estudiante en el Recinto de Ciencias Médicas, señaló que el Departamento de Salud debe mejorar en divulgar la información y decir en qué  estatus se encuentra la iniciativa del rastreo de casos, “si realmente se ha comenzado”. También destacó la importancia de saber la cantidad de recursos humanos con los que cuenta la agencia para realizar el rastreo. Ese número depende de la cantidad de casos que se tengan en la isla, de las personas que estén llegando en el aeropuerto, la búsqueda de sintomatología, etcétera. Profesionales que estén constantemente llamando y monitoreando los casos identificados.

Pero, aunque el Departamento de Salud dice estar recopilando esa información, no hay certeza en los datos que citan. Por una parte, tienen 21 empleados para hacer el rastreo y, por otra, 500 voluntarios a la espera para aportar en esta labor. El estudiante señaló  que esta información era esencial desde el principio para poder llevar las bioestadísticas, rastrear y poder realizar proyecciones del comportamiento del virus en Puerto Rico.

“Hoy, yo no sé cual es la tasa de reproducción del virus en la Isla para ver, más o menos, por cada persona que esta contagiada cuántas personas se contagian. Esos son datos epidemiológicos que son esenciales para ver cómo se está comportando el virus en la isla y un sinnúmero de otras cosas más que, precisamente pudiera facilitar el cálculo del mismo si hubiera un contact tracingbien implementado”.   A partir de lo anterior, De Jesús resaltó que una de las cosas importantes para poder hacer unos modelos precisos al respecto es saber el comportamiento del virus en las personas asintomáticas. “Esa es la fuente de combustible de esta epidemia en la isla y a nivel mundial. Ver cómo se está comportando, cuántas personas están realmente asintomáticas en la isla. Obviamente, para poder hacer ese tipo de estimaciones y poder ver el impacto que está teniendo necesitamos que se realicen pruebas, pruebas y más pruebas, para que podamos tener un impacto mayor, ver como se está comportando el virus en esos aspectos.

Al concluir, recalcó desconocer el estatus del proceso de rastreo en la isla e hizo énfasis en que de no estar haciéndose, se debió haber implementado no hoy, ni ayer, sino desde las primeras semanas de haber comenzado la epidemia en la Isla.