Sobre sanguijuelas, vacunas y la recurrente mentira

 

CLARIDAD

1

UNA SANGUIJUELA LLAMADA GEORGE

Hace unos días se añadió un nuevo capítulo al drama del “Chat de Telegram” – el intercambio de mensajes de textos que provocó el levantamiento popular contra el gobierno de Ricardo Rosselló en julio de 2019 – con el arresto de Sixto Jorge Díaz, mejor conocido como “Sixto George”, imputado de extorsión. El individuo le reclamó un pago de $300 mil, además de varios contratos públicos, a la ya moribunda administración de Ricardo Rosselló, a cambio de impedir la divulgación de un supuesto segundo chat. Al momento de la extorsión ya se conocían las más de 800 páginas del primer intercambio de mensajes.

El asunto se ha discutido en detalle tras el arresto, pero quedan en el aire más interrogantes que respuestas. El extorsionador, que era contratista y colaborador cercano del grupo en Fortaleza, había conocido de los chats cinco meses antes, por lo que es de suponer que estaban advertidos cuando explotó la bomba mediática. Todo indica que la extorsión fue un último intento del tal “George” por obtener beneficios de parte de los que ya estaban de caída.

Pero, independientemente de las preguntas que quedan en el aire, lo que se confirma una vez más es la existencia de un grupo de vividores de la peor calaña que, como las alimañas, siempre vive alrededor de donde se cocina el poder. El extorsionador recién descubierto tenía pleno acceso al grupo que regentaba el País, le gestionaba presencia en los medios de prensa y disfrutaba de contratos a través de corporaciones que servían de frente. Hay miles de esos casos como ese y, hasta ahora, ningún gobierno ha hecho el más mínimo esfuerzo por terminar con ese cucarachero. Todo lo contrario, lo protegen mediante contratos y nombramientos a cambio de obtener cierto acceso a los medios de prensa. De la propia acusación surge, que el día antes de la reunión donde se produjo la supuesta extorsión, el tal “George” le gestionó una entrevista exclusiva al todavía gobernador Rosselló para que se defendiera del contenido del chat recién divulgado.

El gobierno del PNP que estaba entonces en el poder es básicamente el mismo que ahora está. Sixto George ha sido descubierto, pero quedan muchos como él chupando dinero público.

2

NUEVA SECRETARIA Y VIEJAS MALAS MAÑAS

En una misma declaración la designada Secretaria de Educación, Elba Aponte, ensombreció dos veces lo que se espera de su cargo. Primero cuando intentó justificar haber abierto aún más llave de la politiquería que ha dañado al Departamento por décadas, y luego cuando lanzó una mentira, tan evidente que cualquiera de sus estudiantes de primaria la notó.

El tema es el nombramiento de Héctor Joaquín Sánchez como subsecretario del Departamento de Educación. Como el recién designado en alguna ocasión pasada fue maestro del sistema público, la secretaria cree que no es un nombramiento que refuerza la muy criticada politización de la educación. Basándonos en ese criterio, varios de los políticos activos cualificarían para el cargo porque alguna vez trabajaron en el DE. Pero resulta que el recién nombrado fue hasta ayer el comisionado electoral del Partido Nuevo Progresista, el cargo más atado a la politiquería que se pueda identificar. A esto se añade que desde aquel cargo ayudó a colorear todos los nubarrones de fraude que ensombrecen la última elección general. El director del grupo que manipuló el llamado voto adelantado estará ahora dirigiendo la educación de nuestra niñez.

Al intento de justificación de ese acto se añade la mentira de que la decisión de nombrar a Sánchez fue tomada exclusivamente por la secretaria, sin que mediara una orden desde Fortaleza. Desde tiempo inmemorial se sabe que la persona que ocupa la gobernación de ordinario selecciona, tanto a los jefes de departamento como a los subjefes. En el caso de Sánchez, una persona de la completa confianza de Pedro Pierluisi, obviamente fue éste quien lo mandó al DE tan pronto completó su labor en la CEE,

Pero, más grave que la mentira, fue el refuerzo a la politiquería en un departamento clave donde existe un reclamo casi centenario para que se despolitice. En lugar de darle un mínimo de atención a ese reclamo, Pierluisi lo remacha colocando en Educación a un cuadro recién salido de la última refriega partidista.

3

PRIORIDAD DESTORSIONADA

Todos los habitantes del País están expuestos a los peligros del Covid 19, aunque no existe una medida en cuanto al nivel de riesgo de cada grupo social. ¿Quiénes están más expuestos, los trabajadores del comercio o los policías? Realmente nadie sabe, pero lo que sí está comprobado es que el virus afecta más a las personas viejas. Es ahí donde se concentra la tasa de mortalidad.

Dada esa realidad comprobada, el orden de prioridad para la vacunación colocó en segundo rango a las personas mayores, exactamente detrás de los médicos y empleados de la salud. Sin embargo, ese orden se cambia todos los días porque a cada rato surge un nuevo grupo que ponen por delante de los viejos. El último de esos estamentos privilegiados es el de los empleados de Comisión Estatal de Elecciones (CEE). Alguien determinó que eran “prioritarios” y corrieron a vacunarlos. Ante la protesta pública el Departamento de Salud ordenó detener el convoy de vacunas, pero tal vez la orden llegó tarde.

Mientras tanto, muy pocos de los viejos que tienen acceso a algún sistema “on line” para apuntarse, han logrado vacunarse. En cuanto a los que no tienen acceso a la internet, ni siquiera están en alguna lista. A ellos el Covid les llegará antes que la vacuna.

Related Articles

Traducir»