Todos y Todas al 1ro de Mayo

Por Luis Pedraza Leduc

Especial para CLARIDAD

Acuerdos entre el gobierno, los bonistas y la Junta de Control Fiscal para el pago de la deuda que resultan onerosos para el pueblo y en beneficio a los bonistas, amenazas de recortar, reducir o eliminar pensiones a jubilados y empleados activos, una mal llamada reforma laboral que favorece a patronos privados y empobrece a los empleados del sector privado con derechos limitados a los dispuestos por ley, recortes a servicios esenciales en educación y la salud, aumentos a la matrícula de la UPR, anuncios de despidos a los empleados municipales, aumentos en las tarifas de energía, agua, peajes y costo de vida, propuestas de privatización y las denuncias sobre corrupción en las altas esferas de gobierno es el cuadro que precede a otra celebración del 1ro de Mayo, Día Internacional de la Clase Trabajadora.

Los trabajadores y los pensionados no tenemos que pagarles la deuda a otros. Los trabajadores y los pensionados no debemos recortar nuestros salarios o pensiones para pagarles a los bonistas una deuda que establecieron otros. Estos acuerdos, al igual que el acuerdo de COFINA nos afecta a todos y todas .

Podemos continuar enumerando la lista de atentados directos en contra de nuestro derecho a vivir una vida digna, libre de prejuicios discrimen y persecución. Lo importante es reconocer que esta afrenta en contra de nosotros, el pueblo, es la consecuencia de una estructura política y económica de carácter imperialista que está dirigida a la acumulación de riquezas para unos pocos. El tema de la deuda y las políticas de austeridad es un problema político por razón de ser una colonia, pero a su vez, ocurre porque la deuda es un mecanismo más de explotación del capitalismo.
Mientras en otros países, la fecha es celebrada y conmemorada para recordar las luchas y reafirmaciones de la clase trabajadora, en Puerto Rico la fecha es de resistencia y denuncia de las políticas de austeridad, privatización y control político de la colonia. Llevamos tres años de movilización en contra de la Ley PROMESA y la Junta de Control Fiscal. Luchamos desde hace décadas contra la eliminación de derechos y beneficios negociados mediante leyes anti obreras aprobadas por los dos partidos que han gobernado. Enfrentamos la propuesta neoliberal de una clase patronal que las representa el gobierno, las organizaciones de patronos, los abogados de corporaciones y los dueños de los medios de comunicación, entre otros.

El 1ro de Mayo de 2019 no es diferente. Será una jornada de lucha contra los representantes del capital en la empresa privada y el gobierno. Estaremos durante el mes de abril en múltiples actividades de protesta pero también educativas. Sobre todo, porque después del 1ro de Mayo la lucha continúa.

De mayo a junio se estará discutiendo la propuesta de la Junta, el gobierno y los bonistas para pagar las llamadas obligaciones generales de la deuda. Ya la propia Junta reconoce que $6,000 millones de la deuda contraída desde el 2012 al presente es ilegal. La pregunta obligada es, ¿y la deuda de antes del 2012, es legal o es ilegal? Esta discusión de la deuda y los acuerdos para pagarla nos llevara ante el tribunal federal donde los empleados públicos y pensionados deberán emitir un voto sobre el acuerdo que los bonistas, la Junta y el gobierno proponen para pagar la deuda.

Los trabajadores y los pensionados no tenemos que pagarles la deuda a otros. Los trabajadores y los pensionados no debemos recortar nuestros salarios o pensiones para pagarles a los bonistas una deuda que establecieron otros. Estos acuerdos, al igual que el acuerdo de COFINA nos afecta a todos y todas. A estudiantes, trabajadores de empresa privada, mujeres, envejecientes, pequeños y medianos comerciantes, a todos los que dependemos de un ingreso para vivir mes a mes, o día a día. Es comprometer el futuro de tres generaciones o más. 

El 1ro de mayo, marcharemos todos y todas hacia la Milla de Oro para denunciar la farsa de la deuda. Exigiremos derecho a una Educación Pública y Servicios de Salud. Defenderemos nuestras Pensiones, el Trabajo Digno para todos y todas. Los Derechos Humanos están en riesgo ante las políticas de austeridad. Por todas estas demandas, en defensa de nuestra Vida, marcharemos.