Trabajadoras de servicios legales conmemoran Día Internacional de la Mujer luchando por sus derechos

Por la Redacción CLARIDAD

Abogadas, asistentes administrativas, secretarias, paralegales y trabajadoras de mantenimiento se manifestaron en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora frente al Centro Metropolitano de Servicios Legales para denunciar las prácticas dilatorias del patrono en la mesa de negociaciones. El convenio de la Unión de Abogados y Abogadas, expiró hace meses por lo que la matrícula, integrada mayoritariamente por mujeres, está desprotegida. Han perdido beneficios adquiridos a través de los años. Las empleadas de la Unión Independiente también son mayoría en las filas de su sindicato y de forma arbitraria les han suspendido las reuniones de negociación que comenzaron hace algunas semanas. Destacaron que todo parece indicar que la administración del Programa, que representa a la población pobre en casos civiles, pretende dejar que su convenio también expire. “Reiteraremos nuestra exigencia de que la gerencia de Servicios Legales, dirigida por la Lic. Hadassa Santini Colberg, extienda el Convenio Colectivo para el sindicato de abogadas y abogados y active la negociación con la Unión de Empleados”, indicaron.

En la protesta realizada el 8 de marzo las trabajadoras señalaron que la Patrona debe firmar tal como están las cláusulas de ambos contratos colectivos que constituyen una reivindicación para la equidad de género. Entre éstas mencionaron la licencia que concede a las empleadas 12 semanas de maternidad con paga completa; la que permite el uso de la licencia por enfermedad y por vacaciones disponibles, si surgieran complicaciones con la criatura o con la madre; la que dispone una licencia de 8 semanas con paga completa en casos de aborto en que haya consecuencias fisiológicas para la unionada de la misma naturaleza que el parto; la licencia de una hora diaria para lactar o extraerse la leche; la que autoriza medio día al mes durante un año para las visitas mensuales al pediatra, sin cargo a ninguna otra licencia y durante el segundo año de vida de la niña o el niño, tres medios días. También exigieron la firma de la cláusula de adopción, tal y como está en los convenios, que dispone una licencia de ocho semanas con paga completa para hijas e hijos adoptados menores de 5 años que todavía no están en la escuela, para facilitar el proceso de adaptación y de una semana cuando es mayor. Destacaron como cláusulas que también fomentan una sociedad más equitativa la licencia por paternidad de cinco días laborables.

Las uniones y sus portavoces emplazaron a la Lic. Santini Colberg y a sus asesores, que según indicaron tanto dinero le cuestan al Programa, a comprometerse con los derechos de las mujeres empleadas de Servicios Legales que con empeño defienden a la clientela pobre del país: las sobrevivientes de violencia de género, las madres de estudiantes de Educación Especial, las jefas de familia que todavía no han podido recuperarse de los estragos del huracán María. Finalizaron diciendo que como las mujeres en todas partes del mundo, respaldadas por sus sindicatos, reafirmarán su compromiso de continuar luchando por la justicia y la equidad.