Transporte marítimo: Ni un poquito mejor que antes

 

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD 

gvazquez@claridadpuertorico.com 

Se movieron las instalaciones para Ceiba 

Las antiguas instalaciones del terminal de lanchas en Fajardo cerraron hace poco más de un año. En octubre del 2018, las operaciones de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) comenzaron a ofrecerse desde el nuevo terminal en el muelle 2 de la antigua base naval Roosevelt Roads, en Ceiba. Todo con la excusa de que el terminal de Fajardo ya no servía, que las rutas serían más cortas, que habría más viajes, que era un terminal nuevo… 

Decía el entonces director ejecutivo de la ATM y subsecretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Juan M. Maldonado De Jesús, que se trataba de “un cambio de paradigma positivo, que será de gran beneficio para todos”. Sin embargo, ya sabemos que esto no ha sido así, especialmente para los residentes de Vieques y Culebra, que son los usuarios más importantes del servicio de transporte marítimo.

“Estamos en peores condiciones”, expresó la legisladora municipal de Vieques Elda Guadalupe. Continuó: “Si llueve, nos mojamos bajo la carpa; parece un sauna si hace sol; la gente tiene que caminar (desde y hacia el estacionamiento) como 600 pies para poder abordar la lancha y desembarcar. No podemos decir que las condiciones son ni un poquito mejor. Ahora mismo el terminal tiene 1 baño para féminas y 1 para varones, cuando allí pueden llegar hasta 400 personas”. 

Por estos y otros problemas, como las inundaciones, los $7 diarios del estacionamiento y la inconsistencia en los viajes, la gente de Vieques se manifestó el lunes 30 de septiembre en el terminal de lanchas, Isabel II, en contra de la ATM. Ese mismo día se llevó a cabo una vista pública en la Legislatura en la que Guadalupe estuvo presente y que describió como “una falta de respeto a la inteligencia de Legislatura y al del pueblo que compareció a ella”. 

En esa reunión salió a relucir que el alcalde de Vieques, Víctor Emeric, había firmado un contrato, sin la aprobación de la Legislatura, autorizando el uso del rompeolas a la ATM para mudar el “puerto del pueblo” (Isabel II) al Rompeolas en la bahía de Mosquito.  

“Pero sucede lo siguiente: la ATM no puede pedir fondos y hay trabajos que no pueden continuar si no cuentan con la aprobación de la legislatura municipal. La legislatura sigue firme según las últimas conversaciones y la última resolución en que ese permiso no se va a dar”. 

Cuando las personas se enteraron de que había un acuerdo entre el alcalde y la ATM, “aunque no fuera válido se sintieron traicionados porque esa información no había fluido”. 

Guadalupe aclaró que esto provocó molestia, principalmente con el Alcalde, pero que indiscutiblemente se hubiese sabido o no del contrato ese día, “créeme que la protesta se hubiese llevado a cabo porque era contra la administración de la ATM”. 

La infraestructura del Rompeolas es propiedad del municipio. Guadalupe resaltó que hay que trabajar mucho para poder habilitarlo. 

En cuanto al supuesto secuestro de la directora de la ATM, Guadalupe dijo: “Le falta a la verdad cuando dice que estuvo secuestrada. Aquí, en todo momento, hubo guardias estatales. En ningún momento se le encerró en ningún lado; ella misma se encerró. Era la única pasajera, ella y sus allegados eran los únicos que tenían acceso; el que no tuvieron los turistas y personas que estaban esperando el ferri”. 

“También, le falta a la verdad al decir que el ferri en donde estaban los primeros pasajeros estuvo dos horas para atracar. No es cierto, porque tan pronto los kayaqueros empezaron a recibir las llamadas de las personas que estaban a bordo, le dijeron a los supervisores de la ATM de Vieques que iban a dejar pasar esa embarcación. Ellos (la ATM) fueron los que hicieron que tardara todo ese proceso”.

En cuanto al tema de los itinerarios de viajes, algo que, según el exdirector de la ATM, ya estaba resuelto al momento del cambio de terminal, Guadalupe criticó que por años hubo una programación fija. Sin embargo, ahora no se sabe a qué hora sale la lancha. 

“Llevamos casi dos años que tú tienes que buscar en internet para ver a qué hora sale la lancha al otro día […] se tiene que esperar uno o dos días antes a que saquen el horario […] ¿Cómo se pueden planificar excursiones, citas médicas, alquilar un carro, decirle a alguien que te busque si no sabes a qué hora vas a llegar o a salir? Eso es algo que nunca se había visto. Solamente bajo Mara Pérez y Joe Vázquez”, declaró. 

“A veces, hay una lancha que sale de Ceiba para Vieques, haciendo viajes en unos horarios incomprensibles, que no le funcionan a nadie. No necesitamos 20 viajes al día, necesitamos por lo menos 5 de ida y vuelta, pero que sean seguros; que si uno va a ir a tal hora uno sepa que va a poder salir”. 

Guadalupe destacó que además de la participación ciudadana urge que el Gobierno defina el servicio de transporte marítimo como un servicio esencial, pues mientras no se dé la importancia que amerita, “no va a tener la prioridad que nosotros necesitamos para resolverlo”. 

“Es un servicio esencial porque por ese medio es que llega todo a las islas municipio, todas las necesidades básicas. Es el único medio de transporte hacia y desde las islas. Servicios médicos, educación secundaria, alimentos. Mientras el gobierno no le dé la prioridad que merece y lo defina como un servicio esencial nunca se va a trabajar como amerita”, explicó. 

“Lo están viendo más como una ruta para turismo. No es que yo esté en contra del turismo —aclaró—, todo lo contrario, el turismo es necesario para las islas municipio porque es de las industrias que puede hacer que las islas se mantengan a flote. Pero en cambio, para lo que es el transporte marítimo no pueden pensar que esa es la prioridad o que esas son las personas que usan ese medio”.

A partir de lo anterior, Guadalupe recordó que la visión de convertir la ATM en una APP se basa en un estudio de viabilidad “que no dice la verdad; que dice que el 75% de las personas que usan el servicio de transporte marítimo no son residentes, cuando todos sabemos que eso es una falacia”.

“Para mí, de ahí es que parte el mal servicio. A eso le sumas que no es un servicio esencial y no le pones la prioridad. ¡Tampoco te van a dar los fondos porque no se ve la urgencia!” 

“Si comienzas así, lo demás es efecto dominó. De ahí a los protocolos y a los amiguismos políticos. Sabemos que muchas de las personas que llegan a estos puestos gerenciales lo hacen por favores políticos, que no están ahí porque conocen de transporte marítimo o conocen de administración. Eso está más que comprobado. 

“Mara Pérez reconoció que no lo conocía, que ella estaba ahí para ayudar en el proceso de APP. Ella lo que está trabajando es para que una compañía se lleve el servicio. Su prioridad no es arreglar el servicio, es hacer que llegue a manos de una compañía privada. ¿O sea..? Entonces, no es un secreto que ella no está trabajando para mejorarlo, está trabajando para dárselo a alguien”. 

 Guadalupe dijo que han enviado cartas solicitando información, transparencia y participación en el proceso. La respuesta, en cambio es, según la ATM, que hay una ley que dice que una vez hayan llegado a un licitador, ese contrato y las negociaciones son privadas, cuando se supone que las negociaciones y los cambios estén basadas en las necesidades de los residentes de Vieques y Culebra. 

“Pero sabemos que no es así. Que será para beneficiar a quien tenga esa compañía público-privada, porque nadie va a tomar una compañía para tener pérdidas. Por eso establecemos que es un servicio esencial y no puede ser algo para obtener ganancias. De ahí, obviamente, sabemos que van a querer subir tarifas y bajar los viajes y por eso es su insistencia en el muelle del rompeolas, para minimizar el gasto de combustible. Sabemos que está planchado”. 

Mencionó que con sus declaraciones, Pérez está provocando e intensificando las protestas. Es absurdo cuando Pérez le pide a los residentes de las Islas Municipio que se pongan en sus zapatos. “Lo que debe decir es me voy a poner en sus zapatos, voy a tratar de entender esta situación, me voy a reunir con ustedes, ella dice todo lo contrario”.