Triunfa Playas pa’l Pueblo

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Tras catorce años de lucha la organización Amigos del Mar, que mantuvo el Campamento Playas pa’l Pueblo, lo cual mantuvo a raya las pretensiones de la compañía ‘CH Properties’ de privatizar cinco cuerdas de terreno del Balneario Público de Carolina, dio a conocer que el Municipio Autónomo de Carolina y CH Properties, llegaron a una estipulación que devolverá la mayor parte de los terrenos al balneario. 

Aunque la estipulación se logró el 11 de marzo en el Tribunal de Primera Instancia (TPI) de Carolina debido a los procesos no fue hasta esta semana en que se hizo público. La estipulación requirió la aprobación de la Asamblea Municipal y conlleva el pago por parte del Municipio de Carolina de $2 millones a CHP; un primer pago de un millón y el segundo millón se dividirá en dos pagos. El acuerdo incluye un nuevo contrato de arrendamiento por parte del MA de Carolina a CHP de una porción de 0.9268 de las cuerdas en litigio, el resto 4.0732 cuerdas de terreno serán agregados a la finca de 39,831, cuerdas que comprenden los terrenos del Balneario de Carolina. 

Para Vanessa Uriarte, portavoz de Amigos del Mar, -en entrevista- expresó que el acuerdo garantiza los dos objetivos principales por el que se inicio la lucha hace 14 años atrás y es que prohíbe la construcción de edificaciones privadas en espacios públicos y devuelve la mayor parte de las cinco cuerdas al pueblo. “No es un acuerdo perfecto pero entendemos que en estos momentos es una victoria para todo Puerto Rico sobre todo para las organizaciones y movimientos en las comunidades que se están organizando en contra de la privatización de nuestros recursos y de nuestros bienes públicos”.

Aunque la estipulación se logró el 11 de marzo en el Tribunal de Primera Instancia (TPI) de Carolina debido a los procesos, no fue hasta esta semana en que se hizo público. La estipulación requirió la aprobación de la Asamblea Municipal y conlleva el pago por parte del Municipio de Carolina de $2 millones a CHP; un primer pago de un millón y el segundo millón se dividirá en dos.

Añadió que como organización ambiental que es Amigos del Mar y como los iniciadores del campamento consideran que no fueron 14 años en vano, “sino por el contrario hemos aprendido mucho y que esto es un logro significativo, importante y trascendental para los que se están organizando en otras partes de la isla en momentos donde la privatización está raspante el devolverle un pedazo de playa que le pertenece al pueblo y que se ha cuidado con tanto esfuerzo y tanto trabajo no puede ser motivo de otra cosa que no sea celebrar una victoria”. 

Durante estos 14 años Amigos del Mar, han visitado otras comunidades que se encuentran también amenazadas con el desplazamiento ante proyectos turísticos de privatización. En pueblos como Rincón, Aguadilla, Patillas, Río Grande, Vieques, señaló que estos proyectos son silenciosos y se están dando a nivel Isla, “nosotros tenemos 48 municipios a vuelta redonda que cuentan con playas y cuentan con aguas que están siendo amenazados constantemente”. 

En cuanto a las relaciones con el Municipio de Carolina, tras el acuerdo Uriarte reconoció que hasta el momento no tienen ninguna cercanía, aunque hizo la salvedad de que las relaciones tampoco están cerradas. Comentó que se han reunido con personas que representan al Municipio y sí hay un reconocimiento del trabajo que se ha hecho en las cinco cuerdas de terreno. “Creemos que esta es la oportunidad de movernos a otro tipo de lucha que es la preservación del bosque que ha crecido durante estos pasados 14 años, por eso decimos que es una victoria hemos recibido la confirmación de que no pretenden talar todo lo que hay y añadirlo al balneario porque hay un reconocimiento de que la naturaleza es sabia los árboles crecieron y demostrado que allí puede haber otro tipo de playa”.

Entre las actividades que realizaron durante estos 14 años en que Amigos del Mar junto a otras organizaciones mantuvieron viva la defensa del citado espacio, se ofrecieron talleres de reforestación vegetal y de dunas costeras. Reparó que tras el huracán María, el Municipio de Carolina junto a organizaciones inició un proyecto de reforestación del balneario. “Entendemos que sí en el Municipio ha habido un cambio de perspectiva y reconoce la importancia de hacer las cosas diferentes, terminó diciendo.