Un aplauso grande y de pie para Victoria Espinosa

La Junta Directiva y el Colectivo de CLARIDAD se unen a la pena que embarga a la familia teatral puertorriqueña ante la pérdida de una mujer íntegra, solidaria, y maestra de maestros, la gran Victoria Espinosa. Reciban Sol y Luis Maisonet un abrazo fuerte y solidario en este momento de tanta tristeza.

 

Victoria Espinosa hacia la eternidad

Por la Fundación Nacional de la Cultura Popular

Luego de una intensa batalla por su salud, la Dra. Victoria Espinosa entró a la inmortalidad en horas del sábado en la noche.

La Dra. Espinosa tuvo la dicha de especializarse en teatro en el Departamento de Drama de la Universidad de Puerto Rico, bajo la dirección de Leopoldo Santiago Lavandero, Premio Nacional de Cultura del I.C.P., y del Dr. Ludwig Schajowicz. Recibió su doctorado en teatro con honores de la Universidad Autónoma de México. 

Profesora, escenificadora, autora, dramaturga, actriz de cine y teatro, logró sus mayores triunfos con la obra del puertorriqueño René Marqués y del andaluz Federico García Lorca. Con “Los soles truncos”, del primero, inauguró el Teatro de Calatrava en Salamanca y, el teatro que lleva nombre del autor, en el Centro de Bellas Artes de Santurce en 1981. De Lorca montó y dirigió el estreno mundial de la obra “El público”. Otros títulos de Lorca que dirigió fueron “Yerma”, “Teatro Breve”, “La zapatera prodigiosa”, “Retablillo de Don Cristóbal” y “Amor de Don Perlimplín y Melisa en su jardín”. Montajes, como el de “Títeres de Cachiporra” en 1983, fueron galardonados con premios y elogios de la crítica nacional e internacional. 

Durante su incumbencia como Directora de la División de Fomento Teatral del Instituto de Cultura Puertorriqueña, se aprobó la Ley 134 del Colegio de Actores de Teatro de Puerto Rico, así como la Resolución de la Cámara 2483 para la compra de los teatros Matienzo y Music Hall de Santurce. Estos, restaurados dos décadas más tarde, fueron reinaugurados con los nombres de Francisco Arriví y Victoria Espinosa, respectivamente. 

Por su incansable labor a favor del bienestar de la clase artística puertorriqueña, la Dra. Espinosa recibió el premio Cemí en 1988. Once años más tarde el Comité de Selección del XII Festival Internacional de Teatro Hispano, producido por el Teatro Avance de Miami, le concedió por unanimidad el Lifetime Achievement Award.

En el año 2000 fue galardonada con el premio “Pozo de Plata”, máximo galardón que concede el Museo Casa Natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros, Granada, por el estreno mundial que Espinosa hiciera en 1978 de “El Público”.

En 2003 se le otorgó la distinción académica de Profesora Emérita junto a otros colegas, con motivo de la celebración del Centenario de la Universidad de Puerto Rico.

Uno de los reconocimientos más recientes que recibió la Dra. Espinosa fue la dedicatoria – junto a su compañero de vida don Luis A. Maisonet – del 59no. Festival de Teatro por parte del Instituto de Cultura Puertorriqueña. 

La huella profunda de su paso por la escena nacional se atestigua en cientos de producciones que tuvo a bien dirigir como fueron: Ondina (1952), La comedia de equivocaciones (1955), Los soles truncos (1958), La caja de juguetes (1958), Don Gil de las cazas verdes (1959), Areyto pesaroso (1960), Cristal roto en el tiempo (1960), Sol 13 interior (1961), El cielo se rindió al amanecer (1963), Sacrificio en el Monte Moriah (1970), Llora en el atardecer la fuente (1971), Los ángeles se han fatigado (1972), Historias para ser contadas (1972), Doce paredes negras (1974 / 1977 / 1985), La plena murió en Maraguez (1978), Equs (1978/1982), Las chiringas tocan el cielo y vuelan (1979), Isla Terrazo (1980), La Charca (1984/1985), Contradanza (1986), Fosa común (1988), El beso de la mujer araña (1990/2006), Edipo Rey (2005), Vejigante (2005) y Don Alvaro de Luna (2010), entre otras.