Un aplauso y un hasta siempre para Jaime Córdova Rodríguez

Este viernes 27 de marzo de 2020 falleció Jaime Córdova Rodríguez. Para CLARIDAD, para sus amigos y amigas, para quienes compartieron de distintas maneras con él, su muerte es un golpe duro, difícil de absorber.

Perdemos a uno de los mejores escritores del país y, tal vez, el mejor que tuvo la redacción de CLARIDAD en estos 60 años de historia.

Jaime sería el primero en tachar adjetivos en un texto, pero no existe otra manera, hay que utilizarlos al hablar de él: agudo y valiente en el análisis, certero en sus juicios, escritor comprometido con las causas que defendía, honesto y franco con sus amigos.

Fue lanzador con el único equipo en la historia de Puerto Rico que ha ganado un campeonato mundial. Más de medio siglo después, es recordado por sus hazañas en el béisbol. “El látigo Córdova” se hizo legendario. Para vivir, pues le complacía, trabajó como publicista, y fue reconocido como uno de los mejores.

Como escritor, merece muchísimo más de lo que podemos decir en estas líneas urgentes que anuncian su deceso. Quienes leímos sus libros, artículos y columnas, a veces ni siquiera nos interesaba el tema que trataba en ese momento, solo leíamos para deleitarnos con la magia de su escritura. Poseedor de un estilo utilizado solo por quienes pueden echarse el idioma en un bolsillo, eran un fluir las oraciones construidas con fuerza y agudeza. Sus historias, las que fueran, eran pura literatura. Fue autor de varios libros, entre ellos, Béisbol de corazón, de deportes, Partiré canturreando, de música, y el último, El orfebre demente, poesía. Escribía otro.

Fundador de las páginas deportivas de CLARIDAD, una vez retirado del periódico, continuó con sus colaboraciones, quiso a este periódico hasta el final. Amó su país, y luchó por él. Extrañaremos al amigo, al compañero, al escritor, al independentista Jaime Córdova.

Reciba su familia nuestro más fuerte y apreta’o abrazo.

Junta Directiva y Colectivo de Trabajo de CLARIDAD