Un contrato innecesario el de la AEE

La poética-minotaura de Yván Silén

Prólogo a La locura de Pasifae. La poesía de Yván Silén se puede describir como una pugna constante entre la tradición y la ruptura. El...

Minutos de cine: “The queen’s Gambit”

  Especial para En Rojo Marcoslopez614@gmail.com  “The Queen’s Gambit” es una miniserie de Netflix basada en una novela del mismo nombre escrita por Walter Tevis.   La...

Un sistema corrupto de arriba a bajo

Entrevista a Víctor García San Inocencio CLARIDAD ccotto@claridadpuertorico.com  El hecho de que el Departamento de Justicia (DJ) haya determinado no referir al Panel del Fiscal Especial Independiente...

Será Ora Cosa: Interiores

  Especial para En Rojo Hoy me quedé en la casa con mis cosas. Las paredes revelaron la crudeza del año. -Amanda Hernández   Ahora que el tacto y...

La Mascarada Suprema

En Rojo 0. Sé que utilizar los recursos que provee la filosofía es de mal gusto en las redes sociales y menos para comentar asuntos...

 

Por Cándida Cotto/CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Foto por Vicente Vélez/ CLARIDAD

Un contrato innecesario y una privatización inoficiosa es lo que representa el contrato de privatización concedido a la empresa LUMA Energy para la operación del sistema de transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Así lo denunció el licenciado Rolando Emmanuelli Jiménez.

Las declaraciones fueron hechas en entrevista exclusiva con este semanario. Emmanuelli Jiménez, es el representante legal de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), sindical que ha intervenido en el proceso de quiebra de la AEE mediante la ley Promesa. Este censuró, al igual que otros denunciantes, que el proceso de privatización llevado ante el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) se negociara a oscuras y a espaldas de la gente y que no se le permitiera a la UTIER participar en un proceso donde se va a ver directamente afectada.

“La UTIER intentó intervenir en el proceso ante el Negociado, que nos enteramos de casualidad porque nadie se había enterado de que se había radicado la propuesta. Se le negó la intervención, lo cual es una cosa absurda, ya que se supone que uno pueda participar en el proceso si uno tiene interés legitimación activa y la UTIER la tiene”.

No obstante, señaló que el caso está abierto. El jueves 25 de junio la UTIER radicó una resolución ante el NEP solicitando la inhibición del comisionado Edison Avilés, por conflicto de intereses. Avilés fue miembro del comité que seleccionó a Luma para el contrato, por lo que habiendo sido parte del proceso, se convierte en juez y parte. Tiene conflicto de intereses, por lo que están pidiendo que se recuse. De no prosperar la solicitud ante el NEPR, acudirán al tribunal.

Luego de haber leído por completo el contrato negociado a través de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas, el experto en procesos de quiebra denunció que el contrato es totalmente innecesario. Es una privatización inoficiosa en el sentido de que lo que hacen es pagarle todos los gastos operacionales a LUMA para que asuma la gerencia de la AEE y corra la transmisión y distribución sin tener que invertir un solo centavo.

“Y además de pagarle toda la operación, le van a dar $125 millones. Es un contrato totalmente inútil porque no sostiene nada de la participación de LUMA, porque no aportan nada”. Se refiere a que según el contrato, LUMA no va a aportar nada a la infraestructura de la AEE, no va a aportar a los gastos operacionales y no tendrá ninguna responsabilidad con la deuda de la AEE ni con el retiro de los empleados. El contrato lo que conlleva es que la AEE le reembolsa a Luma todo el dinero para que administre la AEE y además de eso le da $125 millones de ganancias. Precisó que hay un artículo en el contrato que tiene 122 puntos de desembolsos.

“El proceso, por ende, no deja nada a la Autoridad. Lo que deja es desasosiego porque vienen a sustituir primero a la gerencia y después vienen a darle la vuelta al convenio colectivo de la UTIER, a violar el convenio y contratar directamente a los unionados, quitándole las protecciones del convenio colectivo”, alertó.  Añadió que esto es contrario a la ley 20, la cual se supone obligue a que la privatización respete los derechos y prerrogativas que tienen los unionados de la Autoridad a quienes representa la UTIER. El licenciado Emmanuelli Jiménez afirmó que LUMA está dándole la vuelta y no ha hablado ni se ha comunicado con la UTIER. En su lugar, están hablando directamente con los empleados.

Otro aspecto del contrato que trajo a la atención y que cuestionó es de dónde y cómo la AEE va a conseguir los $125 millones adicionales que le van a dar a Luma  si le van a reembolsar todos los gastos de distribución y transmisión. Desmintió las alegaciones de que la privatización va a bajar los costos de la energía. El licenciado Emmanuelli Jiménez reveló que el mismo contrato establece un itinerario de trabajo donde se habla de cuándo van a someter la solicitud de una nueva tarifa ante el NEPR.

“Esto es totalmente contradictorio a lo que ha venido diciendo la Junta de Control Fiscal desde que llegó, de que había que bajar el costo de la factura. Ahora la van a subir antes del aumento que ya se había hablado en el acuerdo de los bonistas. Así que con LUMA sería el segundo aumento”. Aseguró que el aumento pondrá el costo del kvh (kilovatio hora) cerca de los 30 centavos, diez centavos más de lo que ya se paga.

Emmanuelli Jiménez resaltó los señalamientos hechos por el sociólogo investigador Héctor Cordero Guzmán, quien el pasado año realizó un estudio que confirmó que con la privatización los sectores más vulnerables tendrían que destinar una parte sustancial de sus ingresos, entre el 20 a 30%, para el pago de la energía, situación insostenible para miles de familias.

Una vez más, el representante legal de la UTIER afirmó que el contrato no aporta nada y destacó que es uno leonino porque todas esas cláusulas lo que implican es que LUMA no pierde nunca. Respecto a la experiencia de la empresa recordó que no tiene ninguna, ya que fue incorporada este pasado mes de enero y todo lo que hará LUMA será sustituir a la gerencia de la AEE, que ya está operando y que tiene su salario.

Denunció que en el calendario de lo que van a ganar los primeros ejecutivos de LUMA hay unas tarifas por hora altísimas “porque ellos vienen primero a la fase de transición inicial y eso lo van a facturar también; o sea, no pierden. Por dondequiera que lo miras, Luma tiene reembolso y tienen ganancia en esta operación. Eso es un terrible negocio para Puerto Rico”.

En el proceso de transición lo que hará LUMA será aprender de los trabajadores de la AEE para después botarlos.

Otra denuncia escandalosa del contrato que trajo es que la privatizadora viene “detrás del bizcocho” de los $18 mil millones de dólares que se anunciaron para la reconstrucción de la AEE. “Esto no es que yo me lo estoy imaginando. Ellos lo dijeron en su página en una comunicación a sus inversionistas: que tenían la expectativa de guisar en esos $18 mil millones”.  Esto lo confirma el hecho de que el contrato especifica que Luma está autorizada a contratar a sus afiliadas para que haga los trabajos de reconstrucción. “Así que se acabó la libre competencia de los licitadores y la mano va a estar cargada para darle los contratos a los matrices de Luma”.

En cuanto a cuál cree que será la postura de los acreedores de la AEE, dijo que el grupo principal el Comité de Acreedores no Asegurados que se opone al acuerdo de la privatización no ha comentado todavía. Indicó que la privatización afecta de manera dramática las posibilidades de que ellos puedan cobrar un centavo de lo que se les debe porque no solo la AEE tendrá que buscar dinero para retiro, sino dinero para los bonistas, y ahora tendría que buscar los $125 millones adicionales para LUMA, cifra que, dijo, no es poca cosa.

Añadió que se supone que se presente una solicitud ante la juez Laura Taylor Swain para que los pagos a LUMA se concedan como un gasto administrativo. Eso está en el contrato y se supone se presente dentro de los 10 días de haberse firmado, pero el acuerdo también se va a presentar como parte del plan de ajuste de deuda al final del camino, cuando se apruebe el plan de ajuste de deuda. Sin embargo, hasta ahora no han presentado nada. El hecho de que la JCF haya dado un plazo de un año para la transición pactada es con el fin de que se pueda aprobar el plan de ajuste de deuda. “Ellos (LUMA) no se van a quedar si no se aprueba el plan de ajuste de deuda”.

Sobre la expectativa de cuándo se volverá a ver el caso en el tribunal indicó que, a la luz de la pandemia, según las proyecciones, no van a poder para pagar lo que se les prometió a los bonistas, ya que tampoco se ha aprobado el plan fiscal de la AEE, al cual ahora hay que agregarle los $125 millones que se le han ofrecido a LUMA Energy.

El licenciado Emmanuelli Jiménez expresó que la verdad es que el contrato ha levantado mucha indignación, por lo que confía que se vaya desmenuzando poco a poco. “Cuando los trabajadores vean que todos los sectores se van a afectar y que LUMA va a venir a ofrecerles empleo donde renuncian a todo su seniority y que van a entrar bajo la reforma laboral, cuando vean eso, se van a tener que indignar”.

 

 

 

 

 

 

Related Articles

ALTÍN NAVARRO GONZÁLEZ

  Las Treinta y Una Mujeres por la Paz de Vieques que el 7 de agosto del año 2000 burlamos la vigilancia de la Marina...
Traducir»
A %d blogueros les gusta esto: