Un inicio de clases accidentado

 

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquez@claridadpuertorico.com

Las escuelas no estaban listas para recibir estudiantes el pasado lunes. El inicio de clases se dio en medio de una violenta incertidumbre gubernamental que amenaza a maestros y estudiantes en lo que aquí respecta.

Muchas escuelas están faltas de mantenimiento. También de maestros(as). Carecen de agua, electricidad y otros servicios que aseguran un espacio educativo saludable. Los fondos para las mejoras a los planteles escolares aun no han sido provistos por Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Varios gremios magisteriales han señalado que faltan más de mil maestros por nombrar. Según partir de un censo realizado por la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), en apenas 30 escuelas había 100 plazas vacantes.

“Estamos hablando de un sistema que tiene 856 escuelas en total. Por lo tanto, si solamente en 30 (escuelas) faltan cerca de 100 (maestros), es imposible decir que faltan 1,000 maestros. Mínimo faltarían aproximadamente 2,500. Muchos de ellos de materias de difícil reclutamiento como los son inglés y educación especial. Muchos de estos maestros terminan de estudiar y se van del país porque reciben una mejor paga”, explicó en entrevista radial la presidenta de la FMPRR, Mercedes Martínez.

Por años maestros con bachillerato, maestría y hasta doctorado, de todas las materia, han trabajado devengando un salario de $1,750 mensuales bruto, pero que con los descuentos reduce a unos $1,500. El Departamento de Educación (DE) está compitiendo con salarios en Estados Unidos que pagan $5,000 mensuales a maestros que están empezando.

El domingo la exsecretaria de justicia, Wanda Vázquez, y el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, se reunieron con representantes de la Asociación de Maestros de Puerto Rico. Luego con representantes de otras organizaciones magisteriales entre las que estaba Educamos, Educadores Puertorriqueños en Acción, la FMPR y Únete. Martínez, catalogó la reunión como “un buen indicio de apertura a la clase magisterial… queremos ver acciones”.

Los líderes sindicales criticaron el estado de varias escuelas el día antes de comenzar las clases. Entre otros problemas, destacaron: plaga de ratones, filtraciones en los techos de algunos salones, baños cerrados y varias vacantes.

Aunque el Secretario señala que las mejoras a los planteles esperan por los fondos de FEMA, es a la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP) y a la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) ha quienes ha correspondido por años los arreglos para que maestros y estudiantes estén en un lugar seguro.

Por otra parte, Martínez añadió que en lo que respecta a los fondos federales: “El DE hace mucho tiempo dejó de pagar la carrera magisterial a los maestros que cursaban sus maestrías o doctorados. Al día de hoy solo le quedaban el pago de matrícula para tener mayores estudios, solo por beneficio personal porque ni siquiera le van a pagar más. Maestros y Maestras que estudian por título 2 les pagaban la matrícula, ahora con el problema de las investigaciones federales los fondos no han sido presupuestados y no le garantizan el pago o el reembolso de su matrícula porque ese dinero está congelado. Así que este problema no solo está afectando el arreglo de las escuelas, sino también a nuestros maestros al momento de querer estudiar. Un beneficio del cuál disfrutaban y este año por primera vez ha sido bien cuesta arriba y no saben si les van a reembolsar o no”.

Sobre el programa de Vales Educativos (VE) Martínez lo describió como una desfachatez y reclamó que era una práctica inconstitucional puesto que así fue declarado por un tribunal “y ahora por la cuestión político partidista el tribunal supremo determina que no lo es”. Además, subrayó que la Constitución expresa que no se pueden utilizar fondos públicos para financiar entidades privadas.

Sin embargo, el DE ha dicho que al final del semestre va a estar pagándole la matrícula y los gastos a los estudiantes que vayan a estudiar en colegios “con fondos tan necesarios para nuestras escuelas que carecen de equipos y materiales para los estudiantes. Por otra parte, Hernández Pérez reiteró que el DE continuará con la política para la creación de escuelas Chárter.

De las 11 escuelas que estaban para convertirse en chárter solo hay seguridad de que una va a funcionar como tal a partir de agosto.

“El DE no cumplió con las 3 mil solicitudes que tenía para VE. Esas 3 mil solicitudes no reflejan ni siquiera el 1% del estudiantado del país. La comunidad puertorriqueña repudia la privatización. En cuanto a las Chárter vemos lo mismo. Como todas las comunidades que se levantaron a luchar contra la privatización el semestre pasado vencieron y ninguna (solo una) fue escuela fue privatizada”.

Los servicios para estudiantes de educación especial también están en riesgo. Al inicio de clases el DE requiere al menos de una partida de $123 millones adicionales para evitar poner en riesgo las terapias, las evaluaciones y los servicios educativos que necesitan los estudiantes de Educación Especial.

El presupuesto de Educación Especial es de $247 millones. Según el estimado para operar este año el programa necesitaría $550.3 millones. Sin los fondos que faltan los servicios que se le ofrecen a los estudiantes serán sustancialmente limitados o paralizados

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.