Inicio Nación UPR: Siguen los tropiezos

UPR: Siguen los tropiezos

Por Giancarlo Vázquez López/CLARIDAD

gvazquezlopez@claridadpuertorico.com

La Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND) acusó a Jorge Haddock Acevedo, presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), de mentirle al país y trancar la negociación del convenio colectivo.

Tras las acusaciones, la Administración de la UPR emitió unas declaraciones alegando que la Hermandad había rechazado su propuesta emitida el 12 de febrero durante una reunión sostenida con la mediadora Idabelle Vázquez, directora del Negociado de Conciliación y Arbitraje del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos. 

Ante ese comunicado emitido por la administración universitaria, la HEEND envió una carta el viernes al presidente Haddock solicitando que se retomen las negociaciones y que se establezca un calendario de reuniones con fechas cercanas. Hasta ahora no han recibido respuesta.

“Si lo que ellos alegaban que no era una contrapropuesta ahora es una contrapropuesta, nosotros teníamos la nuestra realizada. Entonces, que se retomen las negociaciones basándose en esa supuesta contrapropuesta que ellos dicen que sometieron el 12 de febrero”, planteó Jannelle M. Santana Andino, presidenta de la HEEND. “Hay una diferencia: o la mediadora o el comité del patrono están dando información incorrecta”, añadió. 

La líder sindical destacó que también solicitaron una cita con el secretario o con la subsecretaria del Departamento del Trabajo; una reunión con la junta de los directores de la unión y propusieron una actividad que se llevará a cabo el próximo viernes 8 de marzo, día internacional de la mujer: Las mujeres de la HEEND toman la calle y defienden su convenio colectivo. 

Contrapropuesta

El jueves 28 de febrero, el comité negociador del patrono llegó a la negociación, recordó Santana. Anteriormente, el 12 de febrero, ese comité le había cursado a la mediadora una carta un poco contradictoria, según manifestó Santana. Mientras que al principio rechazaban la propuesta de la HEEND, más adelante hablaban de un programa de ayudas para completar hasta el 100% de la matrícula. 

“Ante eso nosotros hacemos una contrapropuesta propia, apoyándonos en esos párrafos y considerando que ellos habían dicho a diferentes medios que habían presentado una contrapropuesta a la mediadora”. Sin embargo, el pasado jueves la mediadora les indicó a los miembros de la Hermandad que al momento de solicitar la reunión que tendría lugar ese mismo día, el patrono les dijo que no tenía ninguna contrapropuesta, contrario a lo que había sostenido el presidente en el comunicado. 

Según el patrono, eso era más bien una propuesta que ellos le iban a presentar a la JG-UPR, que nada tenía que ver con la negociación del convenio, para todo el que cualificara. En cambio, se reafirman en lo que presentaron el pasado 21 de diciembre que, de acuerdo con la carta circular de finanzas, es un 50% de las exenciones hasta este año. Luego cesarán, desapareciendo las cláusulas de exenciones de matrícula del convenio. 

Santana señaló que nuevamente el patrono no se presentó a la reunión del Departamento del Trabajo, solicitada por la mediadora. 

“La primera [propuesta] que nos trajeron era que [las exenciones] se eliminaban en enero y que cuando empezara el segundo semestre no iba a haber ningún tipo exención de matrícula. Después nos llevan una segunda propuesta a la mesa, en la cual nos dicen que las exenciones serían de un 50% hasta el siguiente 30 de junio”. 

A partir de esa fecha no habría exenciones de matrícula para nadie, tal y como lo determina la propuesta presentada por la Administración Universitaria, amparándose supuestamente en que el Plan Fiscal dice que hay que eliminarlas, indicó Santana. 

Plan médico del convenio

“Contrario a lo que dice el presidente, el plan médico está en el artículo 112 del convenio, donde se regula el comité que se encarga de subastar el plan médico único y donde debe haber representantes de la HEEND, el patrono y profesores, entre otros”, manifestó Santana. 

El convenio también establece que la administración tiene que sufragar el costo de la cubierta básica de ese plan médico. Ese comité fue convocado a una reunión para el próximo 7 de marzo. Lo que se sabe hasta el momento, por medio de reuniones que se han dado en la Junta de Gobierno de la UPR, es que de ahora en adelante el patrono va a aportar unos $350 de los $600 que aportaba originalmente, comentó. 

“Ellos pretenden traer un plan médico de Ciencias Médicas (CM), a MCS y a Triple S, lo cual eliminaría lo que es el plan médico único. Eso nos levanta muchas interrogantes como, ¿qué va a pasar con las personas que tienen condiciones preexistentes? ¿A qué plan se van a acoger esas personas? ¿Cómo ellos van a trabajar esto teniendo tres planes totalmente diferentes? Si uno se acoge al plan de salud de CM que ellos proponen se terminaría la libre selección porque ya no puedes ir a tu médico de cabecera, sino que tendrías que acudir exclusivamente a los del Recinto. Hay muchas interrogantes que tal vez a partir del próximo 7 de marzo podamos desentrañar”.

Contexto 

El jueves 20 de febrero la administración le radicó un interdicto a la HEEND, pero esta no fue emplazada hasta el mismo día de la vista el pasado lunes 25. 

“Nos radican un injuction en el tribunal y, durante la vista, nosotros les propusimos dejar las manifestaciones, tanto en Administración Central como en los recintos, hasta pasado el 30 de abril, que es la fecha límite para entregar los estados financieros auditados 2018-2019”. 

Esto, por la razón de que la administración alega que las manifestaciones realizadas por la HEEND son un obstáculo para poder entregar a tiempo los estados financieros que necesita la Middle State Comission on Higher Education (MSCHE) y el Departamento de Educación (DE). 

“Para que no tuviesen ningún tipo de excusa, determinamos pausar las manifestaciones en los 11 recintos y en Administración Central, pero solicitando también que ellos se comprometieran a continuar con el proceso de negociación del convenio. Se les dijo a ellos que esto se iba a hacer, primero, por el bien de la Universidad y, segundo, para que adelantaran el proceso de la negociación y se comprometieran a hacerlo de buena fe”.

La líder sindical recalcó que en nada afectan o intervienen la preparación de los estados financieros auditados con la negociación del convenio, o viceversa, porque ellos tienen un comité nombrado por el patrono que es un bufete de abogados externos que se encarga de las negociaciones del convenio. Añadió que, de hecho, ese fue otro de los reclamos expuestos en la carta enviada al presidente: que se nombre en ese comité negociador a alguien de la administración que tenga conocimiento de la Universidad. “Tenemos dos abogados externos del bufete Cancio, Nadal, Rivera & Díaz que no conocen nada sobre el proceso de negociaciones y mucho menos de la UPR”. 

Traducir»
Exit mobile version