Víctor Sánchez, un roble de Impresora Nacional

 

Hoy me toca escribir sobre otro de los robles de Impresora Nacional, el compañero Víctor Sánchez Rivera.  Ya me está preocupando esta situación por lo cercano al fallecimiento de ese otro ser noble que fue Francisco Piñeiro Medina (Panchón).  Víctor, Vitorio, como yo le decía, empezó en la lucha independentista bien jovencito, aproximadamente a los 16 años en el Comité de Country Club – PSP junto a, entre otros, Milagros González y José “Pepe” Ríos Orlandi.  Me contaba Víctor que gracias a Pepe Ríos él se integra a Impresora Nacional contando con 19 años de edad.  Víctor se había quedado desempleado y estaba desesperado porque ya estaba casado y con un hijo.  Aquí es bueno mencionar que, de donde Vitorio me esté mirando, él debe estar pendiente a la información que estoy escribiendo porque él era “guillú” en eso de dar las informaciones correctas y precisas.  Se sentía muy honrado de esa herencia que recibió de su santa madre, Doña Manuela.  Su madre tenía una mente privilegiada.  Yo me amparo en lo siguiente que leí hace un tiempo no sé dónde “lo más jodío de hacerse viejo es que cuando crees que ya lo sabes todo se te empieza a olvidar”.

Para esa fecha aproximadamente, Pepe Ríos lo lleva a solicitar apartamento en la Cooperativa de Vivienda Ciudad Universitaria, donde residía todavía al momento de su muerte.  Ahí vemos que Pepe Ríos y Milagros fueron muy valiosos en el desarrollo político y personal de Vitorio.  Vitorio es parte de la cepa (grupo de trabajo para los años 70) de Impresora Nacional que me tocó acompañar.  Era el empleado más viejo de esta cepa.  Vitorio, al ser casi 10 años menor que yo, hubo comentarios de que yo lo sobreprotegía, pero por sus méritos se convirtió en jefe de producción.  Varios años después, un compañero de Trujillo Alto, Chuito, fallecido también, le estuvo preguntando a Vitorio por su papá y él contesta, “pero tú no conoces a mi papá, Don Juan”.  Eso fue un chiste por mucho tiempo porque el papá al que se refería era yo.  Vitorio me decía “estás bien ‘matao’ para que crean que eres mi papá”.

Fiesta de cumpleaños 60 de Víctor Sánchez/10 octubre 2015, con su hijo Juan Ramón.

Cumpleaños 3100 de Don Chévere, en Cayey/31 de agosto 2014, aqui con Vimarí y su nieto. Fotos Ricardo Alcara

Vitorio procreó dos hijos en su primer matrimonio: Vitín y Guarionex.  Este último falleció jovencito, en un accidente de tránsito. Se podrán imaginar cuánto dolor significٕó para él y su familia cuando se dio esa situación, pues fue lo contrario, unos padres enterrando a su hijo.  Para su segundo matrimonio yo siempre recuerdo que él y Queti (Quetina para mí), empleados ambos de Impresora Nacional nos visitaron en el campo de Trujillo Alto para pedir opinión sobre esa unión. No sé si era para que lo supiera yo “El cura Padre Papo”, para que les diera mi bendición y aprobación.  Ya han pasado aproximadamente 40 años de esa visita.  Procrearon una hija y un hijo: Vimarí y Juan Ramón.  (Oigo a Mima diciéndome que no debí decir cuánto hace de esa visita).

Fiesta de cumpleaños 60 de Víctor Sánchez/10 octubre 2015. De izq. a derecha: Jorge Rodríguez, Víctor Sánchez,Ricardo Alcaraz y Papo Rodríguez.

Actividad del Kiosco Picci Alonso. En el orden acostumbado Carlos JiménezJorge Rodríguez, al frente Victor Sánchez, detrás Iris,al lado Queti Morales y Mima.

Fiesta de cumpleaños 60 de Víctor Sánchez/10 octubre 2015.

A Vitorio, en una de sus salidas esporádicas de Impresora Nacional, lo recluta nuestro cliente principal: Claridad, para la distribución del periódico en la llamada Ruta Nacional.  En una madrugada de esas lo arrestan junto a Gamalier González.  La persecución contra el independentismo y contra Claridad era y sigue siendo brutal.  Los acusan de poseer un arma blanca, una cuchillita que usaban para cortar el cordón con que amarraban los paquetes de periódicos.  Ellos se sintieron bien contentos porque el fotógrafo que asignó “El Vocero”, había sido miembro del PSP.  La alegría se esfumó rápido porque esa misma mañana salió la foto en la página 2 ó 3 en el periódico, Víctor con su afro grandísimo y su cara de asusta’o.  Lamentablemente esa foto la vió su papá e imagínense los regaños por estar trabajando con los “comunistas”.  El Lic. Enrique “Quique” Ayoroa Santaliz los sacó absueltos. En su salida final de la imprenta, Vitorio empezó a llevarle trabajos a Julio Serrano, Impresos Taínos, compañero de Caguas a quien hay que agradecerle mucho en la lucha pro independencia.  En esas últimas semanas Vitorio me hablaba del cafecito que se tomaría con Julio. Lamentablemente no se podrá dar ese encuentro. Un detalle importantísimo es que Vitorio estuvo distribuyendo el periódico Claridad por varias décadas hasta que la pandemia impidió su salida impresa. En homenaje a Vitorio sugiero apoyar el nuevo método de suscripción, Claridad Digital e impreso.

El autor fue administrador de Impresora Nacional.

Related Articles

Traducir»