Inicio En Rojo Voces boricuas sonarán en la primera edición del día del son cubano

Voces boricuas sonarán en la primera edición del día del son cubano

Corresponsal CLARIDAD

La Habana, CubaLa jornada por el evento comenzó este lunes y se extenderá hasta el próximo 9 de mayo. Varios puertorriqueños estarán presentes de manera virtual

Miguel Matamoros
Miguelito Cuní

Desde este 2021, el Son –que más que género musical, es la esencia e identidad misma del pueblo cubano– contará con el 8 de mayo como su día oficial, el Día del Son Cubano, fecha que además coincide con el natalicio de dos de sus más grandes exponentes, Miguel Matamoros y Miguelito Cuní.

Y como ya es tradición, si de Son y de Cuba se trata, Puerto Rico está presente. Las voces de Gilbertito Santarosa, Andy Montañez, Danny Rivera y Choco Orta sonarán en varias producciones musicales que verán la luz del 3 al 9 de mayo con motivo de la jornada por el Día del Son Cubano.

Así lo reveló a CLARIDAD, el gerente de producción de la casa discográfica Bis Music, José Manuel García Suárez, quien dio detalles sobre el próximo álbum discográfico “Juramento”, realizado por la agrupación santiaguera Ecos del Tivolí y dedicado a la obra de Miguel Matamoros. En él participarán los cuatro boricuas.

“Para esta producción escogimos 30 temas y nos parecía que era importantísimo tratar de involucrar a artistas puertorriqueños por el vínculo que tienen tradicionalmente con el Son cubano. Y para nosotros fue una tremenda satisfacción haber tenido una respuesta, de inmediato, positiva”, explicó García Suárez.

La declaración del Día del Son Cubano se hizo a finales de 2020, como parte de una campaña impulsada por el maestro Adalberto Álvarez y rectorada por el Instituto Cubano de la Música (ICM), con el fin de homenajear a esa expresión músico-danzaria, precursora de las más importantes formas de música popular bailables.

En una actividad desde el Hotel Nacional de Cuba, a la que asistieron soneros cubanos y representantes de la Cultura, se destacó el valor de esta nueva fecha para la música cubana.

“Es una tarde feliz, después de tanto tiempo –expresó el maestro Álvarez– por la oficialización de esta fecha que tanto añoramos los soneros y que tan necesaria era para el género más importante de la música popular bailable, el padre de todos los géneros de la música popular bailable”.

Adalberto Alvarez

El llamado Caballero del Son, que este año cumple 73 años, pero cuya energía y voz siguen intactas, destacó que “lo más importante de esto es que el Son tiene su día” y afirmó que aunque originado en Cuba, este “puede ser el Día del Son Cubano en cualquier parte del mundo, porque esto indiscutiblemente va a crecer”.

 Pero llegar hasta aquí no fue tarea fácil. El primer desafío de quienes trabajaron en la iniciativa estuvo precisamente en elegir una fecha del almanaque que representara al Son en todas las esquinas de la isla.

“Nos dimos a la difícil tarea de buscar una fecha –explicó Álvarez– en un país donde hay tantos soneros. Felizmente encontramos una salida y fue la coincidencia del natalicio de dos grandes”.

Esa “feliz coincidencia” fue nada más y nada menos que el 8 de mayo, día en que nacieron –en distintos años– Miguel Matamoros (1894) y Miguelito Cuní (1917). De Santiago de Cuba el primero, de Pinar del Río el segundo, la fecha de sus natalicios, sonora casualidad, logró ahora unir de una punta a la otra de la isla a todos los soneros que han llegado después.

EL SON, UN FENÓMENO DE PUEBLO

La idea de que el Son sea, a partir de este 2021, homenajeado una vez al año no es poca cosa. Se merece eso y más. Presente en prácticamente todas las expresiones musicales de la isla –desde el Changüí y la Guaracha hasta la Salsa y el Jazz– su estilo de canto y danza son un “fenómeno de pueblo”.

Justo con esa idea en mente los organizadores del Día del Son Cubano buscan impulsar que la fecha se asuma con identidad propia en cada una de las provincias del país y se impulsen celebraciones que destaquen las particularidades “soneras” de cada región.

Una magna jornada, como merecía esta celebración, no será del todo posible, debido a la pandemia  de la Covid-19, que todo lo ha trastocado. Es por eso que “las actividades tendrán como principal escenario las redes sociales, plataformas digitales y medios como la televisión y la radio”, de acuerdo con Roylan Pardo Cabrera, uno de los coordinadores de esta jornada.

El mismo 8 de mayo se transmitirá por radio y televisión nacional un gran concierto –previamente grabado, como casi todos los eventos masivos por estos tiempos– con múltiples exponentes del Son, tanto de Cuba como de afuera. En conjunto, se lanzarán 5 cinco discos en homenaje al cadencioso ritmo; tres de ellos de la casa discográfica EGREM, y dos de Bis Music.

Por su parte, Indira Milagros Fajardo, presidenta del ICM, puntualizó que esta iniciativa, además, “contribuirá a la conformación del expediente para la solicitud de declarar al Son como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”, un proyecto en marcha desde hace varios años.

PUERTO RICO TAMBIÉN LE CANTA AL SON

No es de extrañar que para una fecha tan importante como esta los cubanos hayan pensando en Puerto Rico para que los acompañe. Desde el “Sonero Mayor”, Ismael Rivera, y Cheo Feliciano, pasando por La Sonora Ponceña, Ismael Miranda, hasta llegar a El Cano Estremera y Víctor Manuelle –la lista es larguísima– son muchos los boricuas que le han cantado, en tantos años, al Son cubano.

Así lo reconoce Adalberto Álvarez al recordar que Puerto Rico posee “toda una trayectoria, toda una historia y una escuela [del Son] muy grande”.

Toda esta gente que vivieron allí y cantaron el Son y dejaron una semilla sembrada allí y, en fin, toda una serie de muchachos más jóvenes que lo mantienen vivo, que es lo más importante”, subraya.

Por tal razón, para el próximo año –si ya no hay pandemia y no ha llegado otra– es muy probable que veamos puertorriqueños cantándole al Son pero en suelo cubano.

“Ya estamos pensando, para la próxima edición, tener boricuas invitados –adelantó Álvarez a CLARIDAD–  porque nadie duda de la gran afinidad y la gran influencia mutua que existe entre la música cubana y los boricuas.”

LA NUEVA GENERACIÓN DEL SON

El Son, como otros géneros bailables nacidos de él, ha caído en lo que pudiéramos catalogar como una época de nostalgia. La música de antes, esa que crearon sus fundadores y máximos exponentes –como el Benny Moré, Joseíto Fernández, Bola de Nieve, Miguelito Cuní, los Matamoros, Faustino Oramas, Roberto Faz, y pare usted de contar– hoy es editada y reeditada por las nuevas generaciones de soneros. Son pocas las nuevas producciones que logran calar hondo y quedar grabadas en el imaginario colectivo

Una y otra vez, las letras que escuchamos entonar en las fiestas familiares y conciertos son aquellas como Son de la Loma, Échale Salsita, Chan Chan, Guantanamera, María Cristina, El Carretero, La Chambelona, y así. Pero pensar en temas recientes requiere un poco más de esfuerzo.

Y no es por falta de talento o de creatividad, nada tiene que ver con eso. Ahí tenemos a Alexander Abreu, Manolito Simonet, Emilio “El Niño” Frías, Isaac Delgado, Haila, y un largo etcétera, capaces de reventar el ritmo con sus nuevos inventos. Pero la competencia que afrontan para abrirse paso entre los géneros de hoy está más dura que la gallina vieja de Los Van Van.

En las últimas décadas, ofertas como el Merengue, el Pop, el Reguetón y ahora también el Trap, han robado la atención de los jóvenes, desbancando, hasta cierto punto, al Son y a la Salsa. De ahí que iniciativas como la creación del Día del Son Cubano sean apremiantes para mantener viva la esencia musical que a todos nos ha puesto a bailar en algún momento.

En palabras del viceministro de Cultura de Cuba, Fernando León Jacomino, “tenemos que lograr que lo que la gente coree en la calle sean canciones de Son”, guiño especial a la fuerte irrupción que han tenido el Reguetón y sus variantes en la sociedad cubana actual.

 Hace falta, sin dudas, revitalizar la esencia del Son y seducir a las nuevas generaciones. El maestro Álvarez fue más puntual en ese sentido e hizo un llamado a que los esfuerzos que hoy se generan no queden en la nada.

“Los únicos que pueden echar esto pa’lante son los jóvenes”, sentenció.

 

 

Traducir»
Exit mobile version